perforación

La carrera tecnológica en perforación supera los límites de la crisis

DLS Archer modernizó sus equipos de perforación para adaptarlos a la nueva era de los pozos de Vaca Muerta.

Las recurrentes crisis económicas que atraviesa la Argentina, generan, más allá de las adversidades, un entramado empresarial resiliente y flexible a las contingencias. Ese es el caso de DLS Archer, una de las compañías que lideran la actividad de perforación en Vaca Muerta, que modernizó sus equipos para estar a la altura de los desafíos de la nueva era productiva del shale neuquino.

En septiembre de 2019, apenas un mes después de que el gobierno de Mauricio Macri decretara el congelamiento del barril de crudo tras la brusca devaluación por su derrota en las elecciones primarias, DLS Archer decidió poner un marcha un plan para modernizar ocho plataformas perforadoras.

El plan de inversiones, de unos 25 millones de dólares, tuvo su punto culmine esta semana, con la inauguración de un Centro de Entrenamiento y Tecnología con un simulador virtual de perforación en la base de la compañía en el Parque Industrial Neuquén.

“Vimos una oportunidad enorme, a la Argentina iban a venir equipos nuevos que no terminaron viniendo, y ahí propusimos a nuestros accionistas upgradear todos nuestros equipos al máximo nivel de tecnología, con el apoyo de YPF y PAE, que eran los principales interesados en contar con este nivel de equipamiento. Terminamos desarrollando ingeniería local”, indicó el VP de DLS Archer, Gerardo Molinaro, en diálogo con +e.

“DLS terminó siendo una compañía diferente de lo que era hace dos años, éramos una compañía de peroración y ahora somos una compañía de ingeniería y tecnología, y vendemos servicios, no solamente hacemos perforación”, agregó.

La compañía de capitales noruegos transformó la totalidad de sus equipos de perforación high spec a los nuevos requerimientos de 7.500 PSI y al cambio de orientación de la torre a 90° para operaciones offline, lo cual les permite brindar mayores prestaciones e incrementar el nivel de servicios en operaciones de campo, sobre todo en la perforación de pozos en Vaca Muerta.

Sin la modernización de las plataformas, “las operadoras no hubiesen desarrollado el nivel de producción que desarrollaron en los últimos dos años. Fue un trabajo integrado entre nosotros como proveedores de servicios y ellos como operadores. YPF ha tenido récords de producción tremendos, y en el 80% de esos récords logrados en pozos perforados por DLS”, indicó Molinaro.

La mayor potencia de bombeo y la mejora de la eficiencia permitieron bajar de 25 días a 18 el promedio de perforación de los pozos, y extender las ramas laterales hasta el récord de 7.340 metros, explicaron desde la compañía de servicios.

Las limitaciones del acceso al mercado de cambios en la Argentina, si bien por un lado empujaron al desarrollo local de soluciones tecnológicas, también complican la disponibilidad de repuestos importados.

“Todos estos equipos corren a través de un sistema operativo que tiene que manejarse con repuestos originales, y es tecnología que no se desarrolló acá. Lo que tuvimos que hacer todas las compañías es cubrirse con precauciones elevando los stocks críticos, lo cual implica una movilización de capital mucho mayor que complica el negocio”, explicó Jorge Patiño, director comercial de la empresa.

En esta nota

Dejá tu comentario