nuclear

Debate. La nuclear y su rol en la transición energética

En un seminario de la Untref se reflexionó sobre esta fuente de energía y se derrumbaron algunos mitos que la envuelven.

Una fuente de energía para la transición es la nucleoeléctrica, una tecnología que la Argentina conoce bien. Expertos del sector y de todas partes del mundo fueron invitados por la Universidad Nacional Tres de Febrero (Untref), en el marco de la creación del Programa de Estudios sobre Energía Nuclear e Innovación (PROGENI), para dar su visión desde distintas perspectivas.

El primer invitado de estos encuentros fue William Magwood, director de la Agencia de Energía Nuclear de la OCDE. El especialista apuntó que si aplicamos mayormente las energías renovables para lograr el 75% de las reducciones, en la mayoría de los casos terminaremos duplicando el costo de la electricidad.

“Ahí está la oportunidad de la energía nuclear. Es la única energía de gran escala que da electricidad y que en combinación con la renovable nos permitiría cumplir con los objetivos del Acuerdo de París”, enfatizó Magwood.

Además, el experto convocó a los jóvenes a que se interesen y se involucren en programas de estudio vinculados a la energía nuclear, a mejorar la comunicación sobre esta fuente energética y a derribar los mitos construidos alrededor de ella.

“Necesitamos revigorizar la disciplina de la ingeniería nuclear y repensar la relación de la energía nuclear con la sociedad. Hemos tenido problemas a través de los años a la hora de comunicar sus beneficios para el público general. Hubo un sondeo en Francia y la mayoría de la gente cree que la energía nuclear emite CO2. Comunicarse con el público es un desafío”, explicó.

Respecto de este punto, otro de los temas que se abordaron en el seminario de la Untref fue el de la licencia social. Por este concepto se entiende al aval o aprobación de una sociedad, una comunidad local o un grupo de interés para llevar adelante un proyecto determinado.

“Es importante que la gente aprenda de una manera no amenazante y fácil de qué se trata lo nuclear. Educar en base a la realidad de cómo lo nuclear puede aportar a nuestras vidas, no en base a propaganda”, planteó la consultora de la División de Energía Nuclear del Departamento de Energía de Estados Unidos, Suzanne Jaworowski.

Tendencias en el sector

El vicepresidente de China Zhongyuan Engineering Corporation, Ding Jian, expuso sobre las plantas nucleares de tercera generación que hoy tienen un importante desarrollo en su país y están en línea con las últimas normas de seguridad internacional.

“Tienen estructuras con refuerzo doble, una interna y otra externa, un diseño sísmico que puede resistir una aceleración pico horizontal y vertical de 0,3 G, y protección contra cualquier incidente de aviones comerciales de gran escala mediante una barrera física y una separación física de los sistemas redundantes”, remarcó.

Este tipo de planta adopta características de seguridad tanto activas como pasivas, y mejora la capacidad para poder manejar eventos externos extremos. Una de las tendencias, y que abrirá un mercado muy competitivo, es el de las centrales nucleares modulares y de pequeña escala. Los países en desarrollo las demandarán cada vez más.

El director del Progeni, Julián Gadano, fue uno de los encargados de cerrar este ciclo. “Cuando llevamos estudiantes a las centrales nucleares, quedan fascinados: hay tecnología, trabajo humano, investigación, empleos y desarrollo económico. Hay miles de elementos para enamorar, solo hay que ponerlos adelante”, concluyó.

La nucleoeléctrica y la pandemia del COVID

La directora de la División de Energía Nuclear en Recursos Naturales de Canadá, Diane Cameron, aseguró que en la pandemia esta fuente proporcionó el 40% de la energía que utilizan los equipos médicos. “Como país, nos recordamos la importancia que tiene en la salud pública. Es un activo ambiental, es una solución al cambio climático, pero tiene muchísimos otros beneficios”, aseguró.

El jefe de la Sección de Estudios Económicos y Planificación del Organismo Internacional de Energía Atómica, Henri Paillere, destacó que con la irrupción del COVID-19, los sistemas de energía eléctrica tuvieron una gran demanda.

“Esto trajo una serie de problemas. Lo que ocurrió con estos mercados de electricidad era que estaban dominados por tecnologías de carbono y algunas renovables, pero la energía nuclear jugó un rol preponderante en estos tiempos. Gracias a ella, durante los primeros meses de 2020 hemos tenido resiliencia de los sistemas eléctricos”, apuntó.

En esta nota

Comentarios