nieve

Sequía: desde la AIC dicen que hay un déficit de nieve y lluvia del 60%

Por la emergencia hídrica declarada, decidieron restringir la producción energética a las hidroeléctricas. Plantean que busquen otras fuentes de energía.

La postal de los cerros neuquinos sin nieve es apenas la punta del iceberg de una sequía que cumple este año su aniversario 13. Desde la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) midieron la gravedad de la falta de agua y nieve y estimaron que las precipitaciones de este año representan apenas un 40% de los márgenes normales para abastecer a la región.

Elías Sapag, representante por Neuquén en la AIC, explicó las decisiones que se tomaron tras la declaración de la emergencia hídrica en la provincia y aclaró que las represas aún registran márgenes normales de funcionamiento, incluso en un contexto de déficit del 60% de lluvias y nieve y frente a un panorama complicado hacia el futuro.

"Para los próximos 15 días no vemos eventos muy importantes, sólo nieve el 9 o 10 de agosto pero que va a ser muy poca y no va a revertir la situación", afirmó el funcionario en un entrevista radial sobre la sequía que plantea perspectivas difíciles hacia los meses de primavera y verano.

Ante esa realidad, desde la AIC se propuso intervenir en los contratos con las hidroeléctricas y restringir el uso de agua. Así, se estableció como prioridad el consumo ciudadano, el riego y la industria. Sólo el agua que se use para esos tres fines podrá pasar luego por las turbinas para la generación de energía, por lo que se solicitó a la Secretaría de Energía de Nación que se busquen fuentes alternativas de energía para la temporada de verano, ya que las represas no podrán generar el caudal suficiente para abastecer la demanda energética de esta temporada.

Según se estableció, para esta temporada sólo se podrán erogar 300 metros cúbicos por segundo aguas abajo de Arroyito y 35 metros cúbicos aguas abajo del Chañar, por el río Neuquén. "Cuando comience el riego en agosto se lleva el nivel a 90 o 100 metros para trabajar en la prevención de heladas y el desarrollo de la fruticultura", afirmó Sapag.

La sequía se ve reflejada en el Dique Ballester 3.mp4

El referente de la AIC aclaró que el río Limay se alimenta principalmente de lluvias, mientras que el Neuquén depende de la caída de nieve para sostener su caudal. Ante la falta de ambos fenómenos climáticos, la falta de agua complicará la operación de las hidroeléctricas.

Sapag justificó la decisión de AIC y agregó que desde las empresas que gestionan las represas deben comprender la situación de crisis excepcional. También pidió un esfuerzo al ciudadano común, que debe ahorrar en su consumo diario de agua y energía. "No sólo por cuidar el bolsillo individual sino por una cuestión solidaria y de comunidad", dijo en diálogo con La Red.

Otro factor de riesgo que causa la prolongada sequía es el riesgo de incendio. Sapag explicó que la situación de la pandemia y la crisis económica van a incrementar el flujo de familias que eligen el campamento como modalidad para vacacionar. Y, en ese sentido, detalló que es necesario que sólo se instalen en lugares habilitados, que no prendan fuego o que apaguen todas sus fogatas para evitar el peligro de incendios forestales.

En esta nota

Comentarios