Naftas

YPF logró su mejor nivel de ventas de naftas en la pandemia

Pese a la debacle para los combustibles en 2020, la compañía recuperó la exportación de naftas y gasoil a Bolivia y Uruguay.

YPF informó que pudo recortar buena parte de las pérdidas por la crisis de la pandemia en el último trimestre del 2020. En particular en el sector de los combustibles, una de sus principales cajas de financiamiento, tuvo una mejora por el mayor movimiento tras el levantamiento de las restricciones a los confinamientos, pero todavía quedan los volúmenes atrasados en relación al 2019.

La demanda de combustibles aumentó más de un 15% en el cuarto trimestre respecto del trimestre anterior. A diciembre 2020, los volúmenes de venta muestran todavía una contracción interanual de 7% y 6% para las naftas y el gasoil. No obstante es un recorte de la fuerte caída que llegó al 70% y 35% que registraron las naftas y el gasoil en abril, el mes más duro de la cuarentena en la Argentina.

Alejandro Lew, CFO (Director Financiero) de YPF, expuso en detalle estos datos sobre el sector del downstream en una conferencia ante inversionistas y analistas de mercado a la que accedió +e. "Los datos preliminares de este año muestran una mayor mejora en el diésel y la estabilización de las naftas", sostuvo el referente de la compañía controlada por el Estado nacional.

"Dado el colapso de la demanda local, exploramos el mercado de exportación regional como una oportunidad para aprovechar nuestra capacidad de refinación inactiva. En este frente, logramos exportar combustibles a Bolivia luego de 12 años y a Uruguay luego de más de cinco años, recuperando así nuestra capacidad de actuar como exportador regional de productos refinados", explicó Lew.

Si bien los números de ventas son los mejores registrados durante la pandemia, en la compañía no consideran que esto pueda subir más dado que todavía hay comportamientos de la demanda que tardarán en resolverse. Uno de ellos es el de los vuelos tanto nacionales como internacionales, además de muchos cambios de hábitos como el home office o la vuelta paulatina a las clases presenciales.

Ante el freno de la producción de petróleo y gas, YPF tuvo que optimizar sus niveles de procesamiento. La capacidad de demanda estuvo en un promedio de 73% en 2020 (el peor momento fue abril con un 47%), un contraste con el 87% que llegó a alcanzar en 2019. Gradualmente en sintonía con la recuperación de la demanda, la utilización promedió el 75% en el último trimestre del año pasado y en enero de 2021 llegó a 86%.

"A pesar de las complicaciones logísticas generadas por la pandemia, decidimos seguir adelante con el mantenimiento mayor programado en nuestra Refinería La Plata aprovechando el entorno de baja demanda para minimizar el impacto económico. Excluyendo estas obras, que finalizaron en octubre, la utilización habría sido del 79% durante el cuarto trimestre", apuntó Lew.

El directivo de YPF también se refirió a los ajustes en los precios que se vienen dando desde agosto último, explicándose que recientemente pudieron recuperar un margen de ganancias en el sector. No obstante, consideran que en dólares los precios promedio de 2020 estuvieron un 15% por debajo del rentable y un 30% del promedio de los últimos diez años.

En esta nota

Comentarios