Naftas

Otro golpe a las estaciones de servicio

El coronavirus en Neuquén ha llevado a nuevas medidas preventivas para evitar el tránsito, lo que afecta las ventas de naftas.

Las estaciones de combustibles tendrán finalmente otro periodo de caída en sus ventas, debido al aumento de casos de coronavirus y las nuevas restricciones a la circulación de vehículos en la ciudad de Neuquén. Desde las 18 no pueden transitar particulares, solamente los esenciales.

En la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA) entendían que el endurecimiento del aislamiento iba a provocar una nueva caída en la venta de naftas.

Pese a la recuperación del sector después del desplome de marzo y abril, hubo un estancamiento en julio por el refuerzo a las medidas de circulación. Los consumidores optan por los productos más baratos, cuando en la prepandemia crecía el Premium.

Según CECHA, la mayor caída de gasoil fue en Neuquén, un 64,7% menos en julio con respecto a febrero, el último mes de normalidad antes de las medidas frente al COVID-19. En naftas, el desplome fue del 70,5%.

Algunos analistas consideran que la salida de la pandemia no será con un gráfico en “V”, sino que habrá una decaída y el resultado final sería una “W”, si es que el virus llegó realmente a su pico en el país.

Las paritarias en el sector

Al mismo tiempo que se espera un “efecto W” en la venta de las naftas para cuando haya una reducción de los casos en los principales conglomerados, las cámaras de estacioneros nucleadas en la asociación Expendedores Unidos rechazó un acuerdo salarial que avaló la Federación de Entidades de Combustibles. Señalan que las perjudican puesto que todavía no concluyeron las negociaciones paritarias.

“No queremos que se imponga a nuestros socios lo que una cámara con escasa representatividad acordó de incremento salarial sin pensar en si sus socios lo pueden pagar. Por todo esto, los expendedores seguimos más unidos que nunca”, expresó a través de un comunicado el grupo que reúne a CECHA, FECRA, AES, CEGNC y AOYPF.

“En este contexto de crisis inédita, comenzamos a negociar paritarias con propuestas de actualización salarial para nuestros empleados, dentro de lo que creemos que el sector puede pagar. Tuvimos un solo incremento de combustibles en el año, 7% en promedio, el 19 de agosto, luego de ocho meses con los precios congelados y gastos operativos en alza”, añade el texto.

En esta nota

Comentarios