Bolivia

Bolivia inauguró su primera planta para industrializar el litio

Ubicada en Potosí, la planta tendrá una capacidad de producción de 15 mil toneladas anuales en el salar de Uyuni.

Bolivia inauguró su primera planta industrial de carbonato de litio, con una capacidad de producción de 15.000 toneladas anuales, en el salar de Uyuni al sur del país, un paso que el presidente Luis Arce calificó de "histórico", porque es clave para la industrialización del mineral y primordial para la fabricación de autos eléctricos.

"Hoy es un día histórico; no solamente se trata de inaugurar las actividades de nuestra Planta de Producción de Carbonato de Litio en Llipi, en Potosí, sino que damos un paso trascendental en la vida económica de nuestro país al entrar de plano al proceso industrializador de nuestro litio boliviano", expresó Arce en el acto de entrega de la obra.

La construcción de la planta demandó una inversión de 766,9 millones de bolivianos (110 millones de dólares).

Arce cuestionó, aunque no especificó a quiénes se refería, a quienes "no querían que se concluya este proyecto" y subrayó que "contra todos y contra todo, acá empieza a producir la planta de litio, porque el pueblo lo que necesita son este tipo de obras para avanzar estratégicamente".

Agradeció el mandatario a los profesionales de la empresa estatal Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), a cargo de la factoría.

El objetivo de Bolivia, que tiene reservas por 21.000 millones de toneladas de litio en salares, es producir a escala industrial carbonato de litio de grado batería, para proveer a la industria de autos eléctricos.

Junto a Chile y Argentina, el país conforma el llamado "triángulo del litio", el mayor depósito global del llamado oro blanco.

"Estamos industrializando lo que tenemos, nuestras materias primas, nuestra producción agropecuaria. Estamos industrializando en todo el país, para dar mayor y mejores fuentes de ingreso a nuestros municipios", remarcó Arce, según la agencia de noticias estatal ABI.

Y diferenció que "en el pasado" el país "tenía un solo producto y dependía del precio del gas", pero "eso se acabó y somos el Gobierno de la industrialización".

Actualmente, la etapa de industrialización de litio en Bolivia comprende una inversión de 2.800 millones de dólares, en convenio con las empresas chinas CBC (Catl Brunp & Cmoc) y Corporación Citic Guoan; y una rusa Uranium One Group, de la Corporación Rosatom.

Estas firmas internacionales extraerán el metal liviano de los salares con la tecnología de Extracción Directa de Litio (EDL) y también construirán otras plantas de carbonato de litio.

En esta nota

Dejá tu comentario