Mendoza

Mendoza: la producción logró detener su caída

La provincia incursionó en la recuperación terciaria y apuntó a Vaca Muerta. Mendoza se esperanza con un 2023 productivo en materia hidrocarburífera.

Mendoza cerró el 2022 logrando aplanar la curva de declinación anual que se registró en 2018, 2019 y 2020. Las gestiones de las autoridades mendocinas permitieron que se logren reactivar más de 300 pozos y atraer inversiones por más de 11 mil millones de pesos. “Esto hizo que se mantuviera estable la curva de producción total de la provincia y se disminuyera la tasa de declinación que se registró en pospandemia”, explicó el director de Hidrocarburos, Estanislao Schilardi.

Entre los proyectos se destacan las tareas de recuperación terciaria y la fuerte proyección Vaca Muerta. En este sentido, YPF avanza en el primer plan piloto no convencional, que permitirá evaluar el potencial de la formación en el territorio mendocino. Los trabajos previos para la posterior perforación de dos pozos horizontales ya se están ejecutando al sur de Malargüe, en el área Paso de las Bardas Norte. El proyecto incluye dos pozos piloto en el límite de las áreas hidrocarburíferas CN-VII A y Paso de las Bardas Norte, con el objetivo de explorar la formación Vaca Muerta y comprobar su potencial técnico y económico.

La empresa de mayoría estatal también ejecuta proyectos de recuperación terciaria en Cerro Morado y Chachauén Sur en busca de aumentar su producción. Llancanelo es otra de las áreas operadas por YPF donde perforó cuatro nuevos pozos que ya están produciendo, a lo que se agrega el proyecto de electrificación del campo, que va a permitir reemplazar el uso actual de GLP con un impacto positivo en el medio ambiente.

En Confluencia Sur se otorgó la prórroga de concesión por 10 años a Aconcagua Energía e YPF con vencimiento en diciembre de 2033. El plan de inversiones propuesto, que supera los 8 millones de dólares, ya comenzó a ejecutarse. Contempla desarrollo recuperación primaria y secundaria, perforación de un pozo, siete workover y reactivación de pozos. Además, mejoras en las instalaciones, tareas de abandono de pozos, red de captación y plantas generadoras de energía eléctrica.

Además, la UTE de Hattrick y Emwsa perforó tres pozos en Lindero de Piedra y PCR realizó cinco perforaciones, se repararon cinco pozos con fractura hidráulica y se hicieron recambios de oleoductos en El Sosneado.

En esta nota

Comentarios