mendocina

Estatal mendocina aumentó la producción de un bloque maduro

La Empresa Mendocina de Energía recibió el área operada por YPF en 2022. Ya abastece de petróleo a refipymes de la provincia.

Mendoza logró en menos de un año hacer crecer la producción del yacmiento Loma de la Mina, en San Rafael, que fue operado por YPF y que en 2022 la Empresa Mendocina de Energía (Emesa) recibió con números en baja y con una producción de 36 m3 por día.

La petrolera bajo control estatal había decidido no renovar la concesión, por lo que Emesa presentó un plan de recuperación a la Dirección de Hidrocarburos y en menos de un año logró producir 47 m3/día, con perspectivas de mayor crecimiento pese a tratarse de un pozo maduro con declinación natural.

“Se está poniendo en marcha un piloto de recuperación secundaria. Esto podría extender la vida útil del área significativa mente”, aseguraron desde Emesa.

Pese a tratarse de un área que despertaba poco interés por la madurez del yacimiento, se hizo un riguroso diagnóstico, luego del cual se diseñó el proyecto de recuperación secundaria y la adaptación de las instalaciones para las intervenciones de 2023.

De hecho, el área tenía reservado en el oleoducto una capacidad de 900 m3 y hoy ha elevado su producción a 1.200 m3, abasteciendo de crudo a las refipymes.

La Dirección de Hidrocarburos y Emesa trabajan en las áreas energéticas de la provincia para reactivar la producción hidrocarburífera, incluso en pozos maduros, con el objetivo de sostener, invertir y solventar la transición energética de Mendoza.

Luego de las tareas de “abandono” de pozo y remediación ambiental por parte de YPF, en enero 2022, Hidrocarburos recibió el área de Loma de la Mina, y Emesa lanzó un concurso para reactivar el yacimiento y seleccionar un socio operador.

Las empresas que se presentaron hicieron visitas a la zona y el proceso culminó con la adjudicación al consorcio asociativo entre Velitec SA y Alianza Petrolera Argentina SA.

Desde ese momento se han realizado los siguientes trabajos, según se informó oficialmente:

  • Cambio de configuración de tanques.
  • Reparación y puesta a punto de línea de rechazo.
  • Instalación de sistema de lavado.
  • Conexionado de 2 tanques de 90 m3 cada uno.
  • Cambio y regulación de válvulas unidad LACT.
  • Reparación de motores y equipos de bombeo.
  • Reparación y cambios de líneas.

Mientras que principales inversiones en adecuación de infraestructura fueron, por un total de 1,4 millones de dólares:

Intervenciones enero de 2023 (Flush-by GyG): US$ 54.167, ejecutado.

Intervenciones febrero de 2023 (SAI 220): US$ 682.000 (equipo + materiales), en ejecución.

Proyecto de recuperación secundaria: US$ 550.000, en ejecución.

Mejoras en infraestructura: US$ 200.000, ejecutado.

En esta nota

Dejá tu comentario