petróleo

El impacto del petróleo pesado venezolano en la industria estadounidense

Un reciente ranking demostró cuáles son los tres países sudamericanos que más exportan petróleo a Estados Unidos y el resultado fue sorprendente.

Durante el año pasado, Venezuela estuvo perfilándose nuevamente como un importante jugador dentro de la industria hidrocarburífera y sobre todo, en las exportaciones de petróleo a Estados Unidos, tanto dentro del mercado sudamericano como mundial.

Tal es así que terminó el 2023 ocupando el tercer puesto de países que más exportan petróleo a Estados Unidos, por detrás de Brasil y Colombia, que se quedaron con el primer y segundo lugar.

Los datos fueron aportados por la última actualización de la U.S. Energy Information Administration (EIA). A pesar de la fuerte competencia, Venezuela quedó situado como el tercer país sudamericano más significativo, al enviar 166.000 barriles de petróleo diario (bpd) en octubre de 2023 a Estados Unidos.

Son varios los países sudamericanos que exportan crudo a esta potencia: Brasil, Colombia, Ecuador y Argentina -de hecho- han sido proveedores clave de crudo a Estados Unidos en las últimas décadas. Otros países de carácter más emergente, como Guyana, lo hacen desde 2020.

Venezuela, por su parte, ha sido históricamente un gran exportador de crudo a la potencia norteamericana. Pero desde mediados de 2019 hasta finales de 2022, estuvo sin exportar una sola gota de petróleo a este país, debido a las sanciones a su industria energética impuestas en su momento por el expresidente Donald Trump.

Sin embargo, la llegada de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos ha significado un volver a vivir para el país caribeño con las mayores reservas de crudo del mundo. Durante su gestión, se fueron flexibilizando muchas de las sanciones que impedían estas exportaciones.

De este modo, Venezuela ha pasado de exportar unos 40.000 bpd a Estados Unidos en enero del año pasado, a consolidar su posición exportando unos 166.000 barriles por día al suelo norteaméricano durante octubre, desplazando así a países como Argentina, Ecuador y Guyana y sólo por detrás de Brasil (192.000) y Colombia (182.000), según la información aportada por la EIA.

Desde el punto de vista mundial, Venezuela también estuvo en pleno crecimiento tras el alivio de las sanciones. Estados Unidos estuvo tomando las precauciones necesarias en vista de que Medio Oriente se encuentra actualmente sumido en el caos debido a la guerra entre Hamás e Israel y se dedicó a reducir sus exportaciones desde la tensa región del Mar Rojo.

Las importaciones estadounidenses de crudo del Golfo Pérsico cayeron drásticamente a 539.000 bpd en octubre del año pasado, desde los 722.000 y 734.000 bpd de importaciones realizadas en agosto y septiembre de 2023, respectivamente.

El fin de las sanciones y normalización de las contrataciones directas pactadas con Estados Unidos, permite al fisco venezolano vender su crudo sin el enorme descuento, a veces de hasta 40%, que antes debía hacer en transacciones en el océano Indico en alta mar, una circunstancia que llevó a una importante pérdida patrimonial.

Esto abre de nuevo una ventana de oportunidades para Venezuela, que en octubre se ubicó a nivel global como el 7º país más importante en exportaciones de crudo a Estados Unidos, por delante de Libia, Guyana y Ecuador.

En esta nota

Dejá tu comentario