Venezuela

Por qué Venezuela puede desplazar al petróleo canadiense

Repsol y Petrochina ya están en contacto con la estatal PDVSA. Buscan aumentar sus cargas de crudo pesado venezolano, que tiene una calidad similar al canadiense.

Por Silvina Darago y Angie Reyes

Las dos grandes empresas compradoras de crudo pesado canadiense, Repsol y Petrochina, quieren aumentar la importación de petróleo venezolano, de análoga calidad.

De acuerdo a la empresa de análisis Vortexa, la refinería Jieyang de PetroChina, que tiene una producción de 400.000 b/d, está proponiendo a la estatal venezolana PDVSA comprar hasta 8 millones de barriles por mes de crudo venezolano, con el objetivo de reanudar la relación comercial, suspendida hace cuatro años por las sanciones de Estados Unidos.

Entre enero y agosto de este año, la empresa recibió el 23,1% de las exportaciones de la costa estadounidense del Golfo de México, a donde se envía el crudo pesado de Canadá para su reexportación.

Por otro lado, la refinería española de Cartagena, propiedad de Repsol, tiene una producción de 220.000 b/d e importó un promedio de 241.000 b/d de crudo pesado canadiense entre enero y agosto, representando el 17.5% del total.

De este modo, y tras el levantamiento temporal por parte de Estados Unidos de algunas sanciones contra la industria del petróleo y el gas de Venezuela, ambas refinerías mantuvieron conversaciones para aumentar sus cargas de crudo pesado venezolano, de análoga calidad.

De acuerdo a las fuentes de la compañía, es probable que Petrochina compre entre 260.000 y 300.000 b/d de crudo a la empresa estatal venezolana Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

Conforme a la transacción, se podría decir que se desplazará casi la totalidad de las compras de 319.000 bpd de crudo pesado canadiense que la refinería de Jieyang realizó en promedio en los ocho primeros meses de este año.

Petrochina elige a Venezuela

Anteriormente, Petrochina prefería utilizar el crudo Merey venezolano en la refinería Jieyang, pero recurrió a los crudos pesados canadienses tras las sanciones impuestas por Estados Unidos a Venezuela a partir de 2019.

En España, Repsol también está trabajando con PDVSA para aumentar la producción de petróleo y gas en sus empresas conjuntas en Venezuela.

Se espera que la flexibilización de las sanciones de Estados Unidos “aumente la disponibilidad de crudo pesado para nuestras refinerías”, confirmó el CEO de Repsol, Josu Jon Imaz.

La empresa reanudó las importaciones de crudo pesado venezolano el año pasado, debido a un acuerdo de petróleo por deuda entre Respol y la empresa estatal PDVSA. Este año, la mayor parte de las 22.000 bpd de importaciones venezolanas de Repsol a España fueron a parar a la refinería de Cartagena.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos levantó temporalmente las sanciones petroleras, allanando el camino para que Venezuela reanude las exportaciones de crudo, gas y combustibles a sus mejores socios.

Desde entonces, algunas empresas que habían adquirido su crudo están trabajando para reactivar los acuerdos: una de ellas es la petrolera francesa Maurel & Prom. La empresa francesa manifestó que la "firma de una serie de acuerdos" permite el inicio inmediato de sus actividades en el país caribeño.

En esta nota

Dejá tu comentario