Importaciones

Las importaciones de GNL en 2022 alcanzarían los 4000 millones de dólares

La compra de GNL para el próximo invierno. Advierten por la escasez del gas de Bolivia y el aumento en los valores.

La situación energética en Argentina de cara al próximo período invernal comienza a despertar preocupaciones en el sector. Con el vencimiento de la quinta adenda del contrato de importación de gas con Bolivia y el declino de la producción de la nación vecina, el gobierno nacional debe empezar a buscar nuevos caminos para abastecer su demanda de energía.

En diálogo con +e, Julián Rojo, economista y director del Departamento Técnico del Instituto Argentino de la Energía General Mosconi (IEA Mosconi), explicó: “Van a mandar menos cantidades de gas. De hecho, la Secretaría de Energía en el informe que realizó para la audiencia de gas ya puso algunas cantidades estimadas de importación, con más GNL que gas de Bolivia”.

El especialista en energía aseguró que, en el mismo documento, el organismo conducido por Darío Martínez incluyó los precios del gas, los cuales están estimados en un total de u$s 23,70 el GNL y u$s 7.46 el valor del recurso boliviano. “Hay un panorama que, con la escasez del gas de Bolivia y las restricciones para sacar el gas de Vaca Muerta, indica que va a haber un aumento de las importaciones de GNL y además, un precio muy alto, tres veces superior a los 8 dólares que se pagaron en 2021”, señaló.

“Según un cálculo preliminar en base al precio de 23 dólares de GNL, el cual me parece optimista porque creo que se va a comprar un poco más arriba, me dan importaciones de GNL por casi 4000 millones de dólares e importaciones de Bolivia por 1000 millones de dólares, es decir, alrededor de 5000 millones de dólares en importación de gas”, expresó Rojo.

julián rojo iae mosconi.jpg
Julián Rojo, economista y director del Departamento Técnico del Instituto Argentino de la Energía

Julián Rojo, economista y director del Departamento Técnico del Instituto Argentino de la Energía "General Mosconi".

A este escenario se suma la crisis energética por la que atraviesa Europa y las crisis diplomáticas entre Rusia y Ucrania, que podrían dificultar para IEASA la contratación de los buques de GNL para el invierno.

“Si se quiere abastecer a la demanda sin cortes, hay que traer gas de algún lado. Bolivia ya dijo que va a mandar poco, o menos. A esto se agregan las restricciones de Vaca Muerta y que las cuencas del sur vienen caídas hace varios años", manifestó Rojo en el diálogo con este medio.

"Lo único que queda es importar GNL, hacer un cambio con las centrales térmicas e importar, consumir gasoil, fueloil y liberar un poco de capacidad de gas para las industrias, pero esa es una decisión que va a tomar CAMMESA llegado el momento”, consideró el economista del IAE Mosconi.

Leé más

Perspectivas para 2022 en Vaca Muerta

Transportadoras propusieron aumentos con un impacto del 10,6% en la tarifa

"Vaca Muerta está preparada para ser proveedora de toda la región"

En esta nota

Comentarios