gas

El gas le da un leve respiro a Vaca Muerta

Con el inicio del invierno, las empresas empiezan a producir más en este segmento. Y con la caída del petróleo, muchas miran con otros ojos sus proyectos de gas en la cuenca.

Con el desplome del consumo de petróleo, la llegada del invierno permite que en Vaca Muerta se miren con otros ojos los pozos de gas que parecían olvidados en medio de un contexto de pandemia e incertidumbre en los mercados. Por la demanda estacional, los pozos de gas vuelven a moverse, aunque no hay perforaciones ni fracturas nuevas. Algunas compañías buscan completar tareas pendientes que fueron pausadas con la cuarentena total.

La actividad hidrocarburífera tiene al segmento del gas con demanda estacional, aumentando su producción con la cercanía de los meses más fríos del año. Antes de la pandemia, había proyectos ambiciosos para que la producción sea continua con exportaciones y almacenamiento subterráneo. Si bien la visión de una Argentina exportadora de gas (y petróleo también) persiste, lo cierto es que hasta que el nuevo coronavirus no sea aplacado, no pueden hacerse planes a muy largo plazo.

De acuerdo con los datos de la Secretaría de Energía de la Nación, la producción de gas en la Argentina llega a los 130 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d). Cerca del 40% es gas no convencional, donde lideran esa tendencia los pozos que tienen como objetivo la formación Vaca Muerta.

En mayo, la producción de gas en la Neuquén alcanzó 67,58 MMm3/d, un 8,74% menos en la comparación interanual pero una suba del 8,2% con respecto a abril de este año. Sin embargo, es inferior a la producción de marzo, cuando se produjeron 69 MMm3/.

Las áreas que tuvieron una mayor recuperación en la producción de gas en Neuquén, y que son claves para el abastecimiento en el país, fueron durante mayo Fortín de Piedra de Tecpetrol, Aguada Pichana Este de Total, Loma La Lata-Sierra Barrosa de YPF, Lindero Atravesado de Pan American Energy (PAE), El Mangrullo que gestionan los municipios de Cutral Co y Plaza Huincul, y Aguada de Castro que administran PAE, YPF y Total.

Fortín de Piedra produjo en mayo 10,9 MMm3/d, un salto de casi 27% al compararlo con los 8,6 MMm3/d de abril, quizá el mes más duro de la cuarentena para la industria hidrocarburífera. El aporte de este área de shale gas es significativo para sostener buena parte de la producción gasífera del país, considerada una estrella de Vaca Muerta y un botón de muestra del potencial de recursos que tiene la formación.

La compañía francesa Total tuvo un rendimiento de 8,7 MMm3/d en su área Aguada Pichana Este a lo largo del mes de mayo. Esta cifra le significó un alza en su producción de nada menos que 24,3%, puesto que en abril se extrajo un promedio de 7 MMm3/d, y se consolida así como otra de las áreas que recuperó buena parte de su producción, con vistas a aprovisionar de gas en el invierno a la Argentina.

En Loma La Lata-Sierra Barrosa, un área con fuerte tradición en producción convencional de YPF, tuvo un nivel de actividad en mayo que le permitió extraer 10,4 MMm3/ de gas. Un 13% más que en abril, cuando surgió de sus reservorios un volumen de 9,2 MMm3/d.

Pan American Energy fue otras de las compañías que tuvieron un área con buena performance gasífera. Se trata de Lindero Atravesado, que tiene objetivo en la formación Vaca Muerta. A lo largo del mes de mayo, la producción llegó a 2 MMm3/d, un 33% más que los 1,5 MMm3/d que promedió en abril.

El Mangrullo, un área operada por Pampa Energía y bajo gestión de los municipios de Cutral Co y Plaza Huincul, tuvo una producción de 4,5 MMm3/d en mayo, que es un 7% más que en abril, cuando había tenido 4,2 MMm3/d.

Aguada de Castro es un área netamente gasífera que en mayo arrojó un promedio diario de 398 mil metros cúbicos, cuando en abril había tenido apenas 170,6 mil metros cúbicos de gas cada día. Es decir, duplicó y un poco más su producción: un alza del 133% desde el peor mes de la pandemia para la industria al mes de una reactivación mínima.

mas-e-p08.jpg

El Plan Gas 4

El país, por otra, entra en etapa de definiciones determinantes para asegurarse el abastecimiento en el 2021.

Hay un plan que promueve la administración de Alberto Fernández, que será vital para garantizar los nieveles de producción.

Fuentes del sector dicen que algo así como el 70 por ciento del volumen de gas producido, podría ser “premiado” con un precio que hoy sería de 3,50 dolares por millón de BTU. Otro dato que trascendió en las últimas horas es la posibilidad de que las únicas empresas que puedan exportar, sean las que se terminen sumando al plan. Claro, queda mucha tela por cortar, y el gobierno nacional siguen manteniendo rondas de negociación, uno a uno, y con las empresas en conjunto, con la meta de lanzar el plan en agosto próximo.

En esta nota

Comentarios