Ganancias

Ganancias: Economía se está burlando de los petroleros

Mario Lavia y Gabriel Matarazzo cuestionaron las complicaciones que genera el impuesto a las Ganancias en los salarios de los trabajadores petroleros.

Por Gabriel Matarazzo, Secretario General del Sindicato de Petróleo de Bahía Blanca

Por Mario Lavia, Secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Avellaneda

Desde hace tiempo venimos advirtiendo sobre las complicaciones del impuesto al trabajo y sobre cómo este perjudica a la fuerza laboral petrolera. En nuestro caso particular, ya no solo debemos proteger los salarios de la inflación desbocada que el gobierno no puede controlar, sino también de la voracidad fiscal del impuesto a las ganancias.

Los petroleros somos quienes más cargamos el peso de dicho impuesto, especialmente en el gravamen de la cuarta categoría, perjudicando directamente el poder adquisitivo de los ingresos. Esto es un impuesto directo al trabajo y al trabajo de calidad.

En ese sentido, no podemos considerar más que una burla la publicación de un dictamen del Ministerio de Economía donde presuntamente se “alivia” el impuesto al sector petrolero. Eso es rotundamente falso, y a esta altura, soportando una inflación de 3 dígitos anuales, ya estamos cansados de los falsos anuncios en relación a exenciones solamente en horas extras y turnos rotativos.

Economía solamente ha ratificado normas ya existentes y le está faltando el respeto al acuerdo que se había llegado previamente y, de esta manera, solo eximen de ganancias los días feriados.

Por eso, en nombre de la Federación de Petroleros (FASiPeGyBio), junto a su Secretario Adjunto Mario Lavia, manifestamos nuestro total rechazo y repudio a dicha medida, la cual se la presenta como un guiño hacia los trabajadores y no representa absolutamente nada de eso.

Todos los trabajadores industriales venimos siendo oprimidos desde hace años por estas decisiones, fundamentalmente en la realización de horas extras que nuestro rubro requiere, sobre todo en la actividad petrolera. Lo que este dictamen nos indica, luego de tantas promesas incumplidas, es que ratifican las viejas normas de no tributar las ganancias en días feriados.

No podemos volver a ese régimen, agradecer la medida y mucho menos interpretarlo como un gran logro para los derechos laborales. Ya estamos considerando las medidas a tomar, especialmente en las refinerías de petróleo y yacimientos, atentos a que no se realizarán horas extras si no se modifica esta cuestión.

Los reiterados reclamos de los movimientos de los trabajadores parece que no han sido escuchados con atención por parte del gobierno nacional, como tampoco parecen oír tantos reclamos de la sociedad frente a la inflación o la inseguridad que viven las argentinas y argentinos día a día.

Alertamos también que la producción de combustibles puede verse afectada ya mismo por esta farsa en las refinerías de Axion y Raízen. Desde nuestro lugar estamos dispuestos a tomar las medidas que sean necesarias para cuidar a nuestros compañeros y compañeras.

No se trata solo de una cuestión salarial, que por supuesto es lo más importante para cada familia que hay detrás de cada trabajador y trabajadora. Se trata también de proteger el empleo de calidad, un objetivo que alguna vez debe ser considerado por la política.

Siempre hemos buscado lo mismo, más y mejores puestos de trabajo, tanto en materia de hidrocarburos como dentro de cualquier sector. Cuando impulsamos el desarrollo de la explotación offshore, cuando acompañamos los proyectos de inversión que generan más empleo y que conducen a toda la economía nacional hacia un círculo virtuoso, estuvimos presentes fomentando ese crecimiento.

Mientras nuestro enfoque es expandir los beneficios futuros de los yacimientos hacia toda la economía y mantener un empleo de calidad, no es justo seguir cargando con una traba impositiva salvaje como lo es Ganancias. Pero mucho más injusto es la burla que nos ha propiciado el Ministerio de Economía. Esperamos que revean las medidas recientes.

En esta nota

Dejá tu comentario