Fracking

Fracking: otro cuello de botella para Vaca Muerta

El techo para las hidrofracturas. El aumento de producción se ve afectada por la restricción en el transporte y por la cantidad de sets de fractura.

Vaca Muerta alcanzó las 873 etapas de fracturas en marzo. Esa cifra representa apenas un 1% más que febrero, pero no habrá muchas modificaciones en la cantidad con respecto en el futuro inmediato. Es que la falta de transporte y de sets de fractura que hay en la región golpean directamente los planes de aumentar la productividad. Así lo consideró el country manager de la empresa NCS Multistage, Luciano Fucello, en diálogo con +e.

“Se registró un pico que superaron las mil etapas de fractura. Esa es una tendencia que también se da en Estados Unidos porque se usaron pozos que estaban perforados. Se necesitan porque entre la perforación y la terminación, que es la fractura, no siempre van al mismo ritmo. Esos pozos perforados funcionan como un colchón cuando se atrasa una perforación y permite continuar con la actividad”, explicó el especialista.

Actualmente, hay ocho sets de fractura en Vaca Muerta y esa cantidad hace imposible un aumento considerable de la actividad ya que la producción está netamente relacionada con las etapas de fractura. Mientras más etapas se realizan, hay más producción en el corto tiempo. “Si se decidiera aumentar la actividad, una de las restricciones será el equipamiento de fractura. No hay suficientes sets para incrementar los niveles. Si desean hacerlo, las empresas tendrían que traer más equipamientos e invertir más”, consideró.

El transporte también aparece como una traba con respecto a la actividad. “Hoy tenés restricciones en el transporte del gas a los centros de consumo y tenés restricciones internas de los yacimientos a los oleoductos en Neuquén. Eso termina limitando la producción porque para qué van a sacar petróleo si no lo pueden transportar”, aseveró.

Se estima que hay 300 viajes de camiones de petróleo por día llevando petróleo. Eso deja al descubierto la falta de oleoductos en Vaca Muerta. “Estás en emergencia. Esa restricción va a limitar el aumento de la actividad. El movimiento que hay ahora está destinado a compensar la declinación, pero si aumenta mucho más no habrá donde meter esa producción. Hoy el cuello de botella es el transporte”, destacó.

Alternativa para el futuro

Una de las ventajas que tiene Vaca Muerta es que ha logrado replicar la tecnología que se utiliza en Estados Unidos. Esto ha permitido que las experiencias se hagan casi en simultáneo y se abra una puerta para contener la falta de sets de fractura. “El dual frac representaba el 1% de las etapas de fractura en Estados Unidos, hoy representa el 10% de todas sus fracturas porque les permitió acelerar los tiempos y tener una eficiencia mucho más alta”, afirmó Fucello.

El dual frac es una operación que significa realizar dos etapas en simultáneo. Fue YPF quien encargó esta tarea a Halliburton en enero de este año. Esto podría significar una puerta de acceso para continuar con el ritmo creciente de fracturas que comenzó en el 2018 con 5 etapas por día y, que, en la actualidad, alcanza las 12 fracturas por día.

“Es una tendencia en Estados Unidos y tiene una eficiencia altísima. YPF hizo pruebas muy iniciales en dual frac donde se realizaron dos etapas a la vez, pero no todo el pozo completo. Yo creo que las compañías van a avanzar en este sentido porque es una salida a esta restricción de sets que hay en Vaca Muerta”, consideró.

“Estados Unidos empezó a hacer esto el año pasado y YPF también hizo unas pruebas. Esto quiere decir que se va a la par en el avance tecnológico. Se está haciendo lo que está haciendo Estados Unidos que es una de las mecas en tecnología y en actividad de desarrollo”, agregó.

La transición del shale neuquino

La transición tecnológica se asocia a la “curva de aprendizaje” que ha tenido Vaca Muerta superando las expectativas establecidas.

“Estados Unidos tardó 20 años para llegar a donde está hoy. Vaca Muerta en apenas cuatro o cinco años está a la par de Estados Unidos. Eso quiere decir que la curva de aprendizaje superó las expectativas y la transferencia tecnológica de Estados Unidos a Vaca Muerta es sumamente rápida. No hay que inventar la rueda sino adaptarla y Vaca Muerta lo está haciendo muy bien”, aseveró el country manager de NCS Multistage.

Un ejemplo de ello es que el 90% de los pozos de Vaca Muerta tiene una productividad igual o mayor que el 10% de los mejores pozos de Estados Unidos. “A nivel de reservorios, el recurso está y se puede sacar de manera comercial. La productividad es muy buena”, destacó Fucello.

etapas de fractura.jpg

Producción récord y más presencia shale

El Ministerio de Energía y Recursos Naturales informó que en los datos de marzo indican que Neuquén registró una producción de petróleo de 257.537 barriles por día (el 87% de la producción de crudo fue no convencional), el mayor volumen registrado de los últimos 20 años. En relación al gas, la producción de marzo en la provincia fue de 81,12 millones de metros cúbicos por día, siendo el mayor volumen registrado en los últimos 17 años. El 79% fue no convencional. “La curva de aprendizaje alcanzada por el sector hidrocarburífero en Vaca Muerta es más que importante. Ahora hay que acelerar la infraestructura que nos permita transportar el gas y el petróleo, tanto al mercado doméstico como al internacional”, dijo el gobernador Omar Gutiérrez.

En esta nota

Dejá tu comentario