EDVSA

EDVSA: la justicia ya investiga una presunta estafa

Un fiscal pidió datos a escribanías, bancos y a otras firmas anexas que tendría la constructora. La deuda trepó a $1250 millones en 2400 cheques rechazados.

La Justicia neuquina comenzó a investigar por presunta estafa con cheques sin fondos y asociación ilícita a la conducción de Eletrificadora del Valle SA (EDVSA). La denuncia la presentaron 13 pymes locales -entre transportistas y metalúrgicas- por la deuda de unos $1.250.501.851 que la compañía lleva acumulada desde febrero hasta hoy, según el informe del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Luego de la presentación, la Justicia investiga al dueño de la compañía, Osvaldo Nunzi y a los administradores, Guillermo de la Iglesia y Flavio Leporace por un caso que afectó a centenares de pymes vinculadas a la cadena de valor del sector petrolero.

El fiscal de Delitos Económicos, Marcelo Silva, según confirmaron fuentes a +e, ya viene trabajando en esta densa trama contable desde hace diez días –en el medio del contexto de la pandemia- y pidió las actas notariales que tuvo la empresa en 2018, 2019 y 2020 a las escribanías Mabellini y Eymann de Neuquén capital, y a Catalá de Centenario.

EVDSA lleva 2386 cheques rechazados a más de 500 firmas de la región y el país, de acuerdo a la información oficial, a pesar de que el grueso de las empresas firmó un Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE), con una quita del 20% de la deuda y en 30 cuotas. Incluso, el 15 de julio pasado se firmó una “actualización” de ese acuerdo, que implica una alternativa de pago a algunos acreedores: lo harían con bienes de la empresa, como camionetas y maquinarias.

“Van a tener que dar explicaciones de lo que hicieron con el dinero, porque los que no acordamos en el APE fuimos a la Justicia. ¿Por qué los gerentes siguieron entregando cheques y chequeras cuando ya tenían muchísimos cheques rechazados en el Veraz, por ejemplo'”, sostuvo uno de los empresarios damnificados, a quien le deben más de $15 millones por servicios facturados que no pudo cobrarle a EDVSA.

Hasta hace unos días, la polémica entre la empresa y las pymes giraba sólo en la órbita administrativa y en los medios de comunicación; pero con la denuncia penal y la actuación del Ministerio Público Fiscal de Neuquén, se abre otra etapa.

Los denunciantes pidieron conocer los contratos, pagos, facturaciones y acreencias que tenía EDVSA con operadoras petroleras, algunas de las cuales tienen áreas en Vaca Muerta. También su vínculo con otras empresas como General Electric y Transcomahue SA, y las ofertas de licitaciones con el Ente Provincial del Energía del Neuquén (EPEN), según consta en la denuncia a la que accedió +e.

Además, solicitaron información a los bancos sobre distintas operaciones financieras y transferencias que hizo EDVSA, una acción que demandará una ingeniería de investigación financiera en todo el país.

Las pymes, que pidieron constituirse como querellantes de la causa, entienden también que EDVSA ya no podía hacer frente a los pagos de sus acreedores ya en 2018. Es por eso que solicitaron conocer los movimientos, titulares y giros de fondos hacia tres empresas: Trend Securites SA, Trend Capital SA, Chewser Investiment SA, Alon Servicios SRL y Servicios Neuquinos SA, que podrían tener relación con EDVSA.

De acuerdo a la denuncia, los dueños de las 13 pymes que figuran piden que se investigue a los dueños de EDVSA por la comisión de presuntos delitos previstos en los artículos 172 (estafa y defraudación), 176 (quiebra fraudulenta), 180 (contratos entre acreedor en connivencia con el deudor), 210 (asociación ilícita) y 302 (pago con cheques sin provisión de fondos) del Código Penal.

Este medio intentó comunicarse en reiteradas ocasiones con Nunzi y otros representantes de la empresa pero los directivos optaron por no hablar.

Nunzi, De la Iglesia y Leporace habrían firmado los cheques que luego fueron rechazados de acuerdo a la denuncia. El mismo Nunzi, en una entrevista que concedió al diario La Nación, reconoce que tuvo problemas derivados de la crisis que venía arrastrando por el atraso de pagos y las altas tasas de interés.

“Somos una empresa que tiene más de 26 años de track record. Nunca habíamos tenido un cheque rechazado hasta el 20 de marzo, y es bastante decir en un país tan difícil. Siempre pudimos llevar adelante la actividad”, expresó el propietario de EDVSA.

La compañía, a pesar de sumar esa cantidad de cheques que no pudo pagar a las pymes, no tiene problemas con el BCRA. Sigue estando en “Situación 1” y sin problemas con la AFIP, por lo que los denunciantes manifiestan que la operación de quedar limpio” estaba planificada.

“Como vemos, la operación defraudatoria –el ardid de fingir solvencia para recibir bienes y servicios y luego negarlos- se suma ahora a los otros hechos que venimos señalando y delatando”, señalaron textualmente los damnificados en la denuncia.

La historia de la deuda impaga de EDVSA con las pymes viene desde hace meses, pero la película judicial, parece que recién empieza.

LEÉ MÁS

EDVSA ahora suma otro reclamo

EDVSA y los millones por pagar

En esta nota

Comentarios