Pymes

EDVSA ahora suma otro reclamo

Las pymes están pidiéndole la anulación de las facturas millonarias por servicios prestados y no cobrados. No quieren tener problemas con la AFIP.

La situación de Electrificadora del Valle (EDVSA) sigue complicando a más de 300 pymes neuquinas (y otras cientos de todo el país) por una deuda que crece, con cheques rechazados: el pasivo llegó en estas horas a $1.205.683.406, con 2754 cheques rechazados.

La información está disponible en el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y hace casi dos meses el monto era de menos de la mitad. Crece a medida que se van informando las deudas.

Pero en estos días surgió otro inconveniente entre algunos grupos de pymes que tienen millones a cobrar a la empresa: el impuesto al valor agregado (IVA) por las facturas impagas y los servicios prestados.

Sucede que las pymes han facturados estos servicios pero no pudieron cobrar, y ahora están en una situación compleja con la AFIP y le están pidiendo a EDVSA la devolución del IVA a través de notas de crédito.

“Se han tomado el crédito fiscal de la factura original, así que lo que estamos haciendo es anular las facturas con notas de crédito, porque la gente queda tan en shock con los cheque rechazados, que no saben qué hacer. Es mucho dinero que se han quedado de IVA”, explicó un empresario pyme consultado por +e sobre esta situación.

No obstante, desde la empresa ya les han comunicado que no es posible llevar a cabo la operatoria, que entra en el paquete de deudas del Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) que muchas empresas neuquinas están firmando para poder cobrar algo de las deudas. La empresa había difundido entre sus clientes que el APE tenía una aceptación del 36% de los acreedores, para cobrar en 30 cuotas y una quita del 20% de la deuda. Pero muchos se resistieron a ese esquema y prefieren esperar e iniciar acciones legales.

El problema que se les suma ahora a algunas pymes es la situación fiscal con la AFIP al haber facturado servicios a EDVSA (en algunos casos más de 15 millones de pesos) y no haber tenido esos ingresos.

Por caso, y en el contexto de la pandemia, las pymes que quieren solicitar el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) de Nación, que ayuda con un 40% del pago de los salarios a las empresas en crisis, tienen dificultades para hacerlo. Uno de los requisitos para obtener este beneficio es no haber tenido un variación en la facturación de más del 5% de un periodo a otro.

“Esto es un problema porque a nosotros nos generó un gasto, porque encima que muchos no cobramos, nos endeudamos con la AFIP”, añadió el empresario, que inició acciones administrativas para poder regularizar su situación ante ese organismo.

Desde la administración de EDVSA en el parque industrial rechazaron los comprobantes (notas de crédito) que han envido algunas pymes para anular las facturas por los servicios que prestaron y no cobraron. Incluso les adelantaron vía correo electrónico que podrían iniciar acciones penales tributarias si insisten en esa operatoria.

EDVSA siempre ha tenido problemas para cancelar deuda con las empresas de servicios, según han informado varias pymes. Pero la situación empeoró en la pandemia. Se cortó la cadena de pagos desde las operadoras hasta los clientes y comenzó la catarata de cheques rechazados.

pieza-edvsa-como-empezo-crisis.jpg

En esta nota

Comentarios