Economías Regionales

"Llevamos más de 100 años impulsando las economías regionales y nacionales"

Ernesto López Anadón, presidente del IAPG, celebró el Día del Petróleo.

Este lunes, en el marco de los festejos por el Día del Petróleo, el presidente del IAPG, Ernesto López Anadón, destacó la importancia de establecer una agenda ambiental propia en Argentina y contribuir a la baja de emisiones y privilegiar el crecimiento de la economía.

Durante su discurso, el titular del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG) se refirió a la cumbre COP 26, realizada en Glasgow semanas atrás, donde las naciones se comprometieron a llevar adelante una serie de acciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera y contribuir a la descarbonización.

“Es importante recalcar que la región y el país no son responsables de la excesiva acumulación de CO2 en la atmósfera, ni de sus emisiones actuales, pero seguramente sufriremos las consecuencias del cambio climático si los grandes emisores fallan en el cumplimiento de sus metas”, sostuvo López Anadón.

En este sentido, la autoridad de la entidad advirtió que para fortalecer a las economías más débiles “es necesario crecer” y aseguró que la manera más rápida es a través del desarrollo pleno de los recursos naturales. “Conmemoramos hoy el día del nacimiento de nuestra industria en el país. Pero también lo celebramos, porque llevamos más de 100 años impulsando las economías regionales y nacionales, dando empleo genuino y cuantiosas inversiones y exportaciones”, señaló.

“Somos la base de nuestro sistema energético. A pesar de las vicisitudes producidas por la pandemia en 2020, la industria fue capaz de mantener el suministro y aumentar la actividad durante este año”, indicó el directivo en el evento del IAPG al que asistió +e.

WhatsApp Image 2021-12-13 at 1.28.33 PM.jpeg

En su exposición, el presidente del IAPG remarcó la recuperación de la actividad lograda en el último tiempo y detalló: “La producción de petróleo terminará el año con un aumento de cerca del 5% con respecto al año pasado, con la producción no convencional aumentando alrededor del 33 %. Por su lado, la producción de gas natural estará cerca de un 1% arriba de lo producido en 2020, con la producción no convencional por encima del 4%, y finalizará el año con aproximadamente unos 600 pozos terminados, contra 382 en 2020”.

Sin embargo, López Anadón explicó que “estamos muy lejos de lo que nuestra industria puede lograr si se establecieran las políticas adecuadas para nuestra actividad”.

“El desarrollo intensivo de nuestros recursos requerirá de la perforación de 1000 a 1500 pozos al año, entre desarrollos convencionales y no convencionales, con inversiones del orden de los 10.000 a 15000 millones de dólares anuales”, agregó.

Bajo estos conceptos, el directivo del Instituto sostuvo que Vaca Muerta “tiene el potencial para producir 500.000 barriles por día y 100/150 Mm3/d de gas con un adecuado aumento de la actividad”.

“Esto daría saldos exportables anuales de gas, petróleo y derivados por un valor de 15,000 M u$s/año comparado con alrededor de 4,000 millones que se exportan actualmente”, manifestó.

Asimismo, añadió: “En los primeros 10 años de esta actividad podremos acumular un saldo exportable de 600 MBO por valor de unos 35,000 M u$s y 3 TCF de gas por un valor de unos 10,000 M u$s. El acumulado de inversiones sería de unos 80/100,000 M u$s, la recaudación por regalías e IIBB unos 8,000 M u$s y otro tanto en impuestos nacionales”.

“Se podrían incrementar los proyectos petroquímicos y probablemente la construcción de una planta de GNL de unos 6,000 M u$s de inversión, que agregaría otros 2,000/3,000 M u$s a las exportaciones”, consideró el titular del IAPG.

Para finalizar, López Anadón destacó los proyectos realizados entre las empresas del sector junto al Instituto, donde hizo énfasis en las labores del Proyecto de detección aérea de emisiones de metano en el área neuquina, la iniciativa Cero Quema Rutinaria y la elaboración de las Prácticas Recomendadas para la Gestión de Emisiones y la realización de inventarios de gases de efecto invernadero en actividades de exploración y producción de hidrocarburos y procesamiento de gas.

“Será necesario recrear las condiciones de mercado que permitan realizar estas inversiones, dirigiendo los subsidios exclusivamente a las clases de menores recursos económicos, aprovechando que la abundancia de gas y petróleo dará precios competitivos a la economía. También, establecer mecanismos ágiles para la libre exportación e importación de hidrocarburos y sus derivados y permitir la libre disponibilidad de divisas para mantener el alto flujo de dinero de fuentes extranjeras para las inversiones”, concluyó.

En esta nota

Comentarios