Economía y Petróleo

El crudo supera los u$s 67 y le hace un guiño a Vaca Muerta

El contexto internacional es favorable para el shale argentino, que de todos modos depende de su frente externo para impulsar la producción.

Fernando Castro - fcastro@lmneuquen.com.ar

El mercado internacional del crudo propone un contexto favorable para la producción shale argentina. Esta mañana el crudo Brent, de referencia para el país, se comercializaba a u$s 67, casi unos 20 dólares por encima del precio que necesitan algunas de las mejores áreas de Vaca Muerta para llegar a la rentabilidad.

Con todo, las empresas seguirán dependiendo de la situación macroeconómica del país antes de volver a acelerar en los campos de shale oil.

En algo de eso está trabajando YPF bajo la conducción de su nuevo presidente, Guillermo Nielsen.

Es que el principal desvelo de las productoras para poder acelerar en Neuquén pasa por encontrar una alternativa que les permita sortear el cerrojo a la movilidad de dólares.

Esto es, tener la certeza de que las inversiones que hagan en el país tendrán como contrapartida la posibilidad de girar utilidades. Es un debate para el primer trimestre del 2020, que tendrá un rebote en el Congreso de la Nación, tal como lo adelantó +e.

Por lo pronto, la suba internacional del crudo ofrece condiciones favorables como casi no se registraban desde hace meses. A fines de septiembre, el crudo llegó a 69 dólares, en medio de la crisis del bombardeo de la refinería de Aramco. Previo a eso, otro pico de precio había tenido lugar el 22 de marzo (u$s74). Desde entonces, la perspectiva de precios había estado condicionada por la puja comercial de China y Estados Unidos y la posibilidad de un estancamiento en la economía mundial en 2020. Algo que podría estar cambiando sumado a los recortes de la producción de OPEP +, según analistas del sector.

La suba del precio internacional también le pone presión al valor de los combustibles, luego de la salida de las restricciones que imperaban sobre el valor en el país entre agosto y noviembre, en un contexto en el que el nuevo gobierno de Alberto Fernández busca dar señales a los sectores con menos capacidad de pago.

Una prueba de ello es el freno al incremento de las tarifas por un semestre, que rige luego de la promulgación de la ley de Emergencia Económica el viernes pasado.

En el medio, Neuquén sigue marcando algunos de los mejores indicadores de producción petrolera de los últimos diez años. Ante un escenario de restricciones al transporte y falta de mercados para la venta de shale gas, el crudo es la opción que definieron las empresas desde hace dos años. De hecho, a fines de 2018 se esperaba que el 60% de las inversiones del 2019 se destinaran a producir crudo. Estaban en ese tránsito cuando se toparon con el decreto de necesidad y urgencia 566, que estableció un techo para el Brent y un dólar por debajo del oficial.

La opción por el crudo se está dando con una mejora en la competitividad en las áreas, que les ha permitido a algunas empresas sobrellevar mejor las oscilaciones del valor internacional, con operadoras que con un barril final en torno a los 45 dólares pueden desarrollar sus yacimientos. Acaso no sea la lógica que impera, pero está sucediendo en áreas que compiten palmo a palmo con algunas de las mejores del mundo, en Estados Unidos, como las que tiene YPF en Neuquén.

Con todo, el futuro de largo plazo de Vaca Muerta pasa por el gas natural licuado y los proyectos que requieren de sumas siderales para poder explotarlo, que de todos modos siguen en carpeta de las principales productoras del país.

Sin embargo en la actualidad el escenario más propicio de Vaca Muerta pasa por el crudo. Máxime en días como hoy, con precios impulsados por avances en las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, además de los esfuerzos liderados por la OPEP+ para limitar los suministros, aunque las operaciones eran escasas debido a las fiestas de fin de año.

El crudo Brent ganaba 24 centavos, o un 0,36%, a 67,44 dólares por barril a las 0941 GMT, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos subía 19 centavos, o un 0,31%, a 61,3 dólares por barril.

"Los precios del petróleo continúan mostrando una fortaleza de fin de año respaldada por una combinación de progresos definitivos en el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, el acuerdo OPEP/OPEC+ de diciembre y la desaceleración de la actividad de esquisto", dijo Stephen Innes, estratega jefe de mercado de Asia en AxiTrader, citado por Reuters.

"Todo apunta a un desempeño de los precios del petróleo en el primer trimestre mejor de lo que nadie había pensado hace solo dos meses", vaticinó.

En esta nota

Comentarios