crudo

Precio sostén: un acuerdo con el barril a 54 dólares

Los gobernadores petroleros zanjaron diferencias sobre el precio para apuntalar la industria y las economías provinciales. Le enviaron a Lanziani una cifra y el pedido de bajar retenciones y poder exportar petróleo cuando haya excedentes en el país.

POR FERNANDO CASTRO - fcastro@lmneuquen.com.ar

Las provincias productoras de crudo nucleadas en la Ofephi (Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos) le formalizaron al secretario de Energía de la Nación, Sergio Lanziani, su posición oficial respecto del precio interno del barril: los 54 dólares para el mercado argentino marcan las aspiraciones de evitar un derrumbe para el sector en el país, en medio de una baja del crudo global que fue determinante para el desplome de buena parte del sistema económico mundial.

En ese contexto, las provincias productoras buscaron acercar posiciones para lograr que el gobierno de Alberto Fernández acepte sostener los precios previos a la debacle, los mismos que hoy se traducen en los surtidores de nafta, pese a la notable baja que dejó al crudo en u$s 25/28 en el resto del mundo esta semana.

El grupo de provincias plantea que, en el cuadro actual, sus pérdidas económicas llegan a 3800 millones de pesos mensuales.

El posicionamiento trascendió el jueves por la tarde. En la nota que le envían a Lanziani, piden también la puesta en marcha de un “esquema variable de derechos de exportación” que tienda a cero para el caso de las provincias exportadoras. Por otra parte, los gobierno provinciales, que ya se habían reunido la semana anterior en un primer encuentro en el seno de la Ofephi, exigen que no se cambie el precio de los combustibles, una variable atada al valor de cotización que solicitan a Nación y que era parte del dilema a resolver para evitar nuevos incrementos.

Al mismo tiempo, los ministros de Energía agrupados en la Ofephi pidieron trabajar en un esquema “jurídico que les permita dar previsibilidad” a las inversiones en el sector y la actividad en general. Plantean una variable central para cuando haya un aumento de la producción, que supere las necesidades del mercado argentino: la liberación de excedentes de crudo para exportar.

De acuerdo con lo que pudo saber +e, esta posición fue avalada por todas las provincias productoras y formalizada ante Lanziani a través del comité ejecutivo de la Ofephi, compuesto por los ministros de Energía de cada provincia.

precio-vaca-muerta-pieza.jpg

La propuesta de las provincias

En la nota que le envían al secretario de Energía, exponen que la “industria hidrocarburífera nacional en toda su cadena de valor ha sufrido una serie de medidas producto de cuestiones internacionales y decisiones nacionales que han impactado en el pasado fuertemente, al punto de casi paralizar la actividad”.

Las provincias se refieren, de este modo, al freno al precio interno de las naftas, que rige desde agosto del 2019, cuando el gobierno de Mauricio Macri le puso un techo al valor interno del petróleo. La gestión de Fernández siguió en la misma tónica, una en la que trata de evitar un impacto inflacionario por el traslado del valor en las bocas de expendio de naftas a las góndolas de los artículos de la canasta alimentaria.

A ese cuadro previo se sumó el impacto del coronavirus y el freno de inversiones global, que tienden a profundizar un contexto en el que ya se habían bajado equipos de perforación, y en el que Vaca Muerta comenzaba a estar entre signos de interrogación, ni que hablar del resto de las cuencas productoras del país.

Los ministros provinciales afirman en la nota que esto perjudicó “el desarrollo de todos los proyectos e inversiones” y que genera “la pérdida de una gran cantidad de puestos de trabajo”.

“En este contexto, el sector del upstream (perforación), que es el que mayormente se desarrolla en nuestras provincias y que ha sido un de los principales motores de la economía nacional, es uno de los más sensibles y, por ende, el más afectado por esta situación”, señalan.

Para las provincias, el cuadro es complejo. En Neuquén, las regalías petroleras suponen el 35% de la recaudación provincial. Hoy son 3000 los empleados que rotan en sus puestos de trabajo para evitar despidos. El pedido de un precio sostén es una búsqueda de apuntalar una actividad que ya viene cayendo.

Ahora la pelota la tiene Nación. Algunos de sus referentes vienen hablando de la necesidad de encontrar un acuerdo en el sector petrolero en torno a un valor del barril que preserve los puestos de trabajo. Esto, en medio de un clima afectado por el impacto de la pandemia del coronavirus.

frente-exportador-pieza.jpg

En esta nota

Comentarios