combustibles

Naftas: otra suba para sostener la paridad frente al dólar

YPF aplica su cuarta suba de combustibles desde agosto. Actualiza en sintonía con el dólar oficial y afirma que está 20% abajo en precios respecto del 2019.

YPF aplicó hoy su cuarta suba consecutiva en el precio de los combustibles. En buena medida, tiene como objetivo que la empresa mantenga el valor de sus combustibles respecto al precio del dólar, una carrera que tiene un impacto central en su disponibilidad de fondos para perforar en sus áreas petroleras.

El nuevo aumento de combustibles alcanzó un 2,5% en promedio en total en todo el país. La petrolera controlada por el Estado había aplicado subas el 19 de agosto pasado (4,5% promedio), el 19 de septiembre pasado (3,5%) y otra del 3,5% el 15 de octubre. Totaliza de este modo una variación promedio de 14% en todo el país.

La variación en los surtidores busca seguir acortando la brecha, o al menos evitar que se dispare, entre los costos dolarizados de la compañía y lo que obtiene en pesos por sus productos refinados. El gobierno nacional autoriza esas subas según lo que ve de la evolución del índice de inflación, el precio del dólar y el valor del barril de Brent. (La última suba antes del inicio de la seguidilla de aumentos había sido en diciembre del 2019.)

De hecho, el nuevo incremento del 2,5% se equipara al aumento del dólar oficial mayorista, que desde el 15 de octubre, última variación autorizada de naftas, pasó de los $77,46 a los $80,36 que registra hoy.

Con el 54 por ciento del mercado de los combustibles, YPF da el tenor de qué es del reino de lo posible en los surtidores. Por eso se espera subas en el resto de sus competidoras en las próximas horas.

La compañía sostiene que, al compararse en dólares los precios internacionales de los combustibles, se encuentran entre un 20 y un 25% por ciento por debajo comparado de forma trimestral con el año pasado. Con todo, días atrás, Alejandro Lew, CFO de YPF, afirmó que la baja del precio del crudo a nivel mundial evitó una ampliación de esta diferencia.

Es decir, el menor precio del crudo en dólares actuó como un moderador en los surtidores, algo que se había dado hasta agosto pasado.

"A medida que los precios internacionales se recuperaron a partir de mayo y el peso se depreció frente al dólar, nuestros precios netos cayeron por debajo de la paridad de importación durante algún tiempo hasta que, desde agosto, hemos logrado comenzar con aumentos periódicos", afirmó.

“Sin embargo, vale la pena señalar que incluso después del incremento acumulado en agosto, nuestro precio neto medido en dólares actualmente se ubica alrededor de un 20% por debajo de los niveles del año pasado”, afirmó.

YPF tiene su principal segmento de negocios en la venta de combustibles. Si bien es la mayor desarrolladora de campos petroleros y gasíferos del país, obtiene el grueso de sus recursos del segmento de la refinación.

Si pierde respecto al dólar con la venta de naftas, eso también pone en tensión sus operaciones en el upstream (perforación y exploración), sobre todo ahora, un contexto de restricciones de acceso a capitales financieros en Argentina.

En esta nota

Comentarios