combustibles

Los combustibles sufren el primer ajuste del año

YPF y Shell ajustaron el precio de sus surtidores en un 4%. En algunas provincias se establecieron subas entre un 4% y 7%. Se espera un nuevo ajuste en febrero.

Las empresas comenzaron a aumentar el precio de sus combustibles, según lo acordado con el Gobierno nacional en el marco del programa Precios Justos.

La primera en modificar los valores de sus surtidores fue Shell, que aplicó el aumento del 4% en los combustibles a partir del domingo. En la misma sintonía, YPF incrementó los precios de sus naftas.

En algunas provincias como Neuquén, Chubut y Mendoza, el incremento de los combustibles de la empresa de mayoría estatal se posicionó entre un 4% y 7%, como solía pasar anteriormente lo pactado con Nación.

Shell comunicó que con la actualización de los precios busca "absorber mínimamente los incrementos de los precios de los biocombustibles, el aumento de costos logísticos, y la variación del tipo de cambio oficial que afecta el precio de las materias primas que utilizamos para la producción de combustibles".

Hay que recordar que, a partir del acuerdo que realizó Nación, YPF, Pan American Energy - Axion, Shell - Raizen y Puma no deberán incrementar en más de 4% sus valores durante los primeros tres meses de vigencia, mientras que en cuarto mes la suba será de 3,8%. De esta forma se consolida un camino previsible para reducir la inflación.

Los combustibles se sumaron al plan “Precios Justos” como parte del conjunto de medidas tomadas desde que el Ministerio de Economía de la Nación. Hasta el momento, los instrumentos de gestión diseñados por el ministro han logrado estabilizar la inflación y llevar tranquilidad al bolsillo de las y los trabajadores.

La incorporación de las principales empresas de hidrocarburos al esquema de “Precios Justos” busca extender ese sendero de previsión y controlar los aumentos en el sector de los combustibles.

Entre los aspectos que involucra la medida, se contempla que el Estado nacional ofrezca garantías de acceso a divisas a las empresas, en particular para sostener el stock de los lubricantes, además de realizar reducciones temporarias de la carga impositiva a efectos de cumplir con las necesidades de abastecimiento de combustibles para los sectores del agro en los meses de enero y febrero.

En esta nota

Comentarios