combustibles

Dan por finalizada la quiebra de Oil Combustibles

"La campaña mediática impulsada desde el gobierno del entonces presidente Mauricio Macri provocó un daño en la imagen de la petrolera que le quitó porciones importantes de mercado", señalaron desde el Grupo Indalo en un comunicado.

A través de un comunicado publicado este miércoles, el Grupo Indalo informó que la Justicia Comercial determinó el fin de la quiebra de Oil Combustibles S.A, luego de obtener la conformidad de sus acreedores.

“Este logro es resultado del incesante esfuerzo del Grupo para que Oil Combustibles y el resto de sus empresas puedan iniciar una nueva etapa, recuperando aquello de lo que fue despojado de manera ilegal. A partir de hoy comienza un nuevo camino -sin olvidar todo lo que pasó-, con la convicción inquebrantable de haber apostado siempre al crecimiento sustentable de nuestras empresas, sus trabajadores, proveedores, clientes, y comunidades en las que desarrollamos nuestras actividades desde hace más de treinta años”, indica el documento.

Desde el Grupo señalaron que tanto la historia de la compañía como la del país comenzó a cambiar tras la asunción del gobierno de Cambiemos en diciembre de 2015: “Hubo un intento manifiesto e inefable por destruir a la organización, con el objetivo de cooptar la libertad de expresión de nuestros medios de comunicación y de quedarse con nuestras firmas. Todo esto a través de una campaña de prestigio público y persecución ilegal al grupo y a sus titulares, que actualmente está siendo investigado por el Poder Judicial”, explicaron.

Según detallaron, en marzo de 2016, la firma liderada por Cristóbal López y Fabián de Sousa “fue forzada a presentar a su compañía petrolera en concurso preventivo por las maniobras ilegales de gobierno del expresidente Mauricio Macri, donde la organización debió afrontar un embate ilegal pergeñado por grupos de tareas dentro de la administración pública, constituidos para aniquilar a las empresas”.

En tanto, el escrito agrega que, frente a las acusaciones realizadas por la falta de pago de impuestos y las diversas denuncias mediáticas, los proveedores de insumos críticos de la refinería San Lorenzo eliminaron el crédito comercial otorgado a la firma inicialmente y comenzaron a exigir el pago anticipado de sus productos por un total de más de U$S 200 millones mensuales.

“La campaña mediática impulsada desde el Gobierno del entonces presidente Mauricio Macri provocó un daño en la imagen de Oil Combustibles S.A, que le quitó porciones importantes de mercado, ya que los consumidores elegían otras boca de expendio, reduciendo la venta y disminuyendo los ingresos”, manifestaron.

Además, añadieron que esta situación “derivó en una profunda crisis y destrucción de valor del Grupo, cuyas empresas también fueron forzadas a presentar concursos preventivos, que en la actualidad ya han sido superados".

Para finalizar, el holding integrado por López y de Sousa agradeció a los trabajadores de la empresa, a sus familias, a los clientes y proveedores por el apoyo incondicional. "Pasado este difícil proceso, estamos convencidos de que debemos seguir apostando por la Argentina, como lo hicimos desde el principio. Por ello seguiremos invirtiendo en el país y en su gente. El camino no será fácil, pero contamos con la fortaleza y la perseverancia de quienes han pasado por enormes adversidades", continúa el escrito.

“Hoy podemos decir con orgullo que hemos recuperado Oil Combustibles, la nave insignia del Grupo Indalo, un conglomerado de empresas creado en el país en la década de 1980, que ha desarrollado actividades en diversas áreas de producción, infraestructura, servicio y producción petrolera, refinación de crudo y comercialización de combustibles, producción de carbonato de sodio, servicios financieros, alimentos, seguros, medios de comunicación y bienes y servicios”, expresaron.

En esta nota

Comentarios