China

La escasez de energía jaquea a China

La subida de precios del carbón y la escasez de energía golpean a la economía China y al suministro global.

Por Kevin Yao, Muyu Xu y Jason Hovet

PEKÍN/PRAGA (Reuters) - La escasez de energía llevó a una reducción del crecimiento económico de China a su menor nivel en un año, según datos publicados el lunes, mientras que el aumento de los precios del carbón amenazaba con provocar más daños a la industria china y a las cadenas de suministro mundiales.

Las empresas en Europa han recortado sus perspectivas en medio de cuellos de botella globales, con los precios del gas en la región mostrando alzas de más del 350% respecto a los de inicios de 2021.

El regulador de energía de República Checa dio el paso excepcional de pedir a los proveedores que le aseguren que podían suministrar energía a hogares y empresas, después de que otro de los grupos de gas y electricidad del país interrumpiera el suministro.

En Asia, el proveedor de energía Ohm Energy dijo en su sitio web que había salido del mercado minorista de electricidad en Singapur el viernes, siendo la tercera compañía en hacerlo en las últimas semanas.

Para aliviar la crisis en China, Pekín ha tomado una serie de medidas de impulso de la producción de carbón, que alimenta alrededor del 60% de sus centrales eléctricas. Pero datos divulgados el lunes mostraron que esos pasos estaban tardando en dar frutos ante una creciente demanda por energía.

La producción de carbón de China fue de 334,1 millones de toneladas el mes pasado, por debajo de los 335,24 millones de toneladas en agosto y un 0,9% menos que un año antes, mostraron datos oficiales.

Eso implica que la producción de septiembre promedió 11,14 millones de toneladas por día, según cálculos de Reuters, en comparación con las cifras que China dio la semana pasada que dice que la producción diaria fue de más de 11,2 millones de toneladas, alza leve pese a los esfuerzos de Pekín.

"El gobierno chino está perdiendo la batalla para controlar los crecientes precios del carbón", dijo Alex Whitworth, jefe de investigación de energía y energías renovables de Asia Pacífico en Wood Mackenzie.

"A pesar de los esfuerzos para aumentar el suministro de carbón, la producción cayó en septiembre debido a problemas climáticos, de seguridad y de logística. China tampoco ha logrado controlar la creciente demanda de energía".

Datos mostraron que las limitaciones de energía contribuyeron a desacelerar el crecimiento en China en el tercer trimestre. La segunda economía más grande del mundo tuvo una expansión de 4,9%, su ritmo más lento desde el tercer trimestre de 2020 y por debajo del 7,9% del segundo trimestre.

La escasez de carbón nacional ha elevado los precios del combustible para los generadores de energía chinos, lo que ha provocado que las empresas no rentables racionen la energía a los usuarios industriales y haya obligado a algunas fábricas a suspender la producción, interrumpiendo las cadenas de suministro mundiales.

En esta nota

Comentarios