Brent

Brent cae a u$s 26 por débil demanda y exceso de oferta

Si bien se recuperó en la jornada de ayer, continúa la incertidumbre sobre cuál será el impacto del Covid-19 en el consumo el resto del año.

El petróleo caía a cerca de 26 dólares por barril este viernes, debido a que el mercado era lastrado por la débil demanda debido a la crisis del coronavirus y un exceso de suministros, incluso a pesar de que la OPEP y sus aliados iniciaron recortes récord a su producción.

El referencial internacional Brent se ha hundido 60% en 2020 y el mes pasado marcó un mínimo de 21 años, debido a que la crisis del coronavirus redujo la demanda y la OPEP y otros productores bombearon a voluntad antes de alcanzar un nuevo acuerdo de recorte de la oferta que entró en vigor el viernes.

El Brent para entrega en julio perdía 45 centavos, o un 1,7%, a 26,03 dólares por barril a las 1025 GMT, mientras que el crudo WTI de Estados Unidos para junio bajaba 46 centavos, o un 2,4%, a 18,38 dólares. Ambos referenciales repuntaron el jueves: el Brent ganó un 12% y el WTI trepó un 25%.

Los recortes al bombeo de 9,7 millones de barriles por día acordados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Rusia y otros productores, grupo conocido como OPEP+, comenzaron el viernes. Aún así, hay dudas de que la reducción, la mayor jamás acordada, sea suficiente.

"La recuperación de la demanda será un tema silencioso", dijo Stephen Brennock de la correduría petrolera PVM. "Es más, los recortes de OPEP+ que entraron en vigor hoy no serán la panacea para el fuerte desequilibrio de la oferta".

Es probable que la demanda sea baja, dijeron analistas de JBC Energy, lo que contrarrestará los esfuerzos de los productores para enfrentar el exceso de oferta. "Es probable que la demanda de crudo sea decepcionante incluso si se cumplen las previsiones más optimistas de recuperación de consumo del usuario final, debido a la alta presión de inventario que se ha acumulado durante el último mes", dijo JBC.

Un sondeo de Reuters mostró el jueves que, antes del nuevo recorte de producción, la OPEP elevó drásticamente la producción a su nivel más alto desde marzo de 2019, lo que se suma al exceso de oferta en el mercado.

Los precios recibían respaldo de un reporte de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos que mostró que los inventarios de crudo crecieron en 9 millones de barriles la semana pasada, menos de los 10,6 millones de barriles que habían proyectado analistas.

En esta nota

Comentarios