YPF

YPF ofrece intereses y su empresa eléctrica como garantía

Hizo una nueva propuesta a los inversores en el contexto de la reestructuración por 6200 millones de dólares.

YPF hizo una nueva oferta a los bonitas con los que está discutiendo una oferta de reestructuración de su deuda de 6200 millones de dólares.

Según informaron fuentes del mercado financiero, la petrolera atendió de este modo las sugerencias de los inversores tras la propuesta que les hizo hace dos semanas. El directorio aprobó modificaciones de las condiciones iniciales para hacer más atractivo el acuerdo.

Plazos de vencimiento e YPF Luz

Por un lado, en la nueva oferta, se extiende el vencimiento final de la oferta al 5 de febrero: las nuevas condiciones serán válidas para los inversores que "ya han ingresado sus bonos al canje como para todos aquellos que deseen hacerlo hasta la fecha de vencimiento final", informó la fuente consultada.

Las modificaciones buscan fortalecer la estructura de garantías del bono respaldado con flujo de exportaciones con vencimiento en 2026 y atender la preocupación de los inversores sobre la inexistencia de flujos durante los próximos dos años.

En ese contexto, la petrolera decidió reforzar la estructura de garantías del bono 2026 y les ofrece a los bonistas una prenda en primer grado sobre acciones de su subsidiaria YPF Luz.

Se trata de una de las mayores desarrolladoras y operadoras de plantas de generación de energía eléctrica renovable y térmica del país.

Intereses

Respecto al flujo de intereses durante los próximos años, la compañía incorporó el pago de cupones en los tres nuevos bonos a tasas del 4% para el 2026, 2,5% para el 2029 y 1,5% para el 2033.

Para incrementar el valor económico de la propuesta de canje, la compañía incrementó la tasa de interés de los nuevos bonos 2026 y 2029 del 8,5% al 9%, aplicables desde enero de 2023.

Por otro lado, modificó las estructuras de amortización de los nuevos bonos 2026 y 2029 para acortar la vida promedio, entre otras.

Estos cambios se suman al que ya aplicó el 14 de enero pasado, a través del cual la compañía modificó las características de las mayorías necesarias para proceder con el cambio de los términos y condiciones no económicos de los bonos viejos, pasando a requerir mayoría absoluta de tenedores de cada serie.

De acuerdo a las fuentes consultadas, esto muestra para YPF una visión de YPF en cuanto a su diálogo con el mercado al responder "a la mayoría de las inquietudes planteadas por los inversores", dentro de las posibilidades que tiene la empresa en un contexto marcado por el efecto de la pandemia y el agravamiento de una situación de declino de la producción de gas y petróleo que la compañía arrastraba de años anteriores.

En esta nota

Comentarios