YPF

La zona caliente del shale apuntala el repunte

Cómo están produciendo Loma Campana, La Amarga Chica y Bandurria Sur en el primer tramo del 2021.

La zona caliente de Vaca Muerta comenzó el 2021 con un tenue despegue, acorde a la suba de la producción petrolera tras la reactivación de pospandemia. Las tres áreas shale más importantes de YPF, Loma Campana, La Amarga Chica y Bandurria Sur, subieron un 17% la producción de crudo en febrero respecto de diciembre de 2020.

Los tres yacimientos representan el 42% del petróleo que se saca en la provincia de Neuquén en un mes y constituyen un pilar para mover la aguja de la producción en la Cuenca Neuquina.

La trinidad de YPF pasó de producir 68.461 barriles por día (bdp) en diciembre pasado a dar un salto a 76.101 bdp en enero (+5,37%) y a 80.189 bdp en febrero (+17,13% acumulados).

El yacimiento que más barriles de petróleo produce es Loma Campana, que de diciembre (37.937 bdp) del año pasado a febrero (43.400 bdp) tuvo un incremento del 14,31%. Es el área más estable, ya que los márgenes de producción de crudo son similares todos los meses.

El yacimiento estrella

Solo el área de Loma Campana, que es el yacimiento insignia de Vaca Muerta, produce el 26% del petróleo neuquino. Es por eso que se explica que la apuesta al shale, más allá de las costosas inversiones para las operadoras con relación al precio del Brent, tiene un alto rendimiento en los pozos bajo la técnica del fracking. En esta área, YPF generó la experiencia más rica en los pozos horizontales, que incrementó la curva de aprendizaje de la compañía, al sacar más petróleo en menos tiempo y bajo el sistema de perforaciones múltiples en las locaciones. El desarrollo de la técnica, más allá de la que utilizan en Estados Unidos, fue estrictamente a cargo de los técnicos de la empresa nacional.

Pero en términos porcentuales, el yacimiento que más creció en la producción de shale oil en estos tres meses fue Bandurria Sur (YPF, Equinor y Shell), que pasó de 6667 bdp en diciembre de 2020 a 10.829 bpd en enero, hasta llegar a 12.398 bdp en febrero. En total, el incremento en esa área fue del 86% en los últimos tres meses.

Es que buena parte de ese rendimiento llevó a que en enero haya un récord de producción del petróleo de Vaca Muerta, con 178.865 bdp. Fue la primera vez desde 2011 que la producción no convencional empujó la estadística de la provincia de Neuquén para llevarla a lo más alto.

El área tiene un perfil de alto rendimiento de los pozos, de acuerdo con los datos de la Secretaría de Energía de la Nación. Por ejemplo, pasó de pasó de sacar 25.100 barriles en 2016 por cada pozo perforado a 144.400 barriles por cada perforación en 2020. Un incremento del 475,4% en ese período, de acuerdo con las cifras oficiales.

La Amarga Chica es otra de las áreas de YPF, en sociedad con la malaya Petronas, en la extracción de shale oil, con un incremento en estos últimos meses. En diciembre esa área sacó 23.830 bdp y pasó a 24.391 bdp en febrero, con un incremento en la producción del 2,35%. Si bien este yacimiento es el más chico en términos de producción, sigue siendo una de las promesas futuras del shale oil.

La Amarga Chica, de acuerdo con los datos relevados, pasó de 53.300 barriles por pozo en 2016 a 92.900, que representa un 74,4% de incremento en ese período a lo largo de cinco años.

Así las cosas, la zona caliente de Vaca Muerta sigue en franco crecimiento.

En esta nota

Comentarios