YPF

La refinería de Huincul pasó a trabajar a demanda

Ante el contexto de cuarentena total, las estaciones de servicio casi no compran al estar stockeadas al límite. YPF bajó la actividad en su refinería.

Con la fuerte caída de la demanda de combustibles, YPF se vio obligada a bajarle casi completamente el ritmo a su refinería en Plaza Huincul. Todo lo que se refiere a refinación, que ronda los 4000 metros cúbicos por día, está parado y el despacho se ajusta a la demanda actual, que está pasando uno de sus peores momentos: con suerte logran vender un 15% de su stock de naftas.

La especialidad de Plaza Huincul son los combustibles para estaciones de servicio y para los aeropuertos, sin embargo con los límites horarios para hacer compras indispensables y el cierre de fronteras para evitar la propagación del coronavirus es muy espaciado el tiempo entre pedido y pedido de sus clientes. Lo que si sigue trabajando con cierta normalidad es la planta de metanol.

De acuerdo a información que obtuvo +e, la actividad sigue con guardias mínimas en los mismos términos en los que está toda la industria hidrocarburífera. Tras ser considera una actividad esencial, las dotaciones mínimas y con protocolos de seguridad ajustados a la pandemia del coronavirus son las encargadas de sostener las instalaciones a los fines de garantizar energía y combustible sin descuidar el mantenimiento de la infraestructura.

La crisis del coronavirus provocó un impacto en los niveles de consumo, yendo todos hacia la baja. Los combustibles están garantizados por el único motivo de que casi no hay ventas en las estaciones. Las actividades económicas están cerradas o restringidas para evitar aglomeraciones innecesarias durante el tiempo en el que se pueda achatar la curva de contagio y según las recomendaciones de las autoridades sanitarias al presidente Alberto Fernández.

La de Plaza Huincul es la mayor refinería de la Patagonia y abastece a buena parte de la región. Ahora los tanques están al límite e ingresa muy poca producción, sumado a que YPF recortó su actividad en Loma Campana. De esta forma, su yacimiento insignia en Vaca Muerta pasó de producir 50.00 barriles por día a menos de 25.000 y la tendencia se replica en otras compañías del sector.

LEÉ MÁS

Un freno en Vaca Muerta que profundiza más la crisis

Las estaciones de servicio venden menos del 15% de su stock

En esta nota

Comentarios