Opinión

Un freno en Vaca Muerta que profundiza más la crisis

Todo sigue siendo una carrera hasta el día uno de la vacuna o del tratamiento para el COVID-19

POR FERNANDO CASTRO - Editor +e

Los recortes de la producción que decidieron las petroleras en Vaca Muerta eran parte del escenario más temido y más lógico que imponía el cuadro de situación. Sin chances de llevar su crudo al mercado exterior, todo se trató de ver hasta cuándo podían almacenarlo. Ofertaron 10 millones de barriles hasta julio y casi de inmediato definieron pisar los pozos de shale oil en Neuquén.

El escenario, antes de esta definición, ya era cruento. Unos 20.000 empleados en sus casas para evitar contagios de coronavirus en la industria dan el tenor previo del escaso nivel de actividad, supeditado a la demanda interna de combustibles.

Hay unos 4000 trabajadores asignados a las operaciones en yacimientos y un pueblo, Añelo, la puerta de entrada a las áreas sobre la formación no convencional, que mira con dejos de sospecha a quienes circulan y llegan de otros puntos de la provincia y el país. Es la mirada que impone la pandemia del coronavirus. Otro tanto ya había pasado en Rincón de los Sauces, donde el poderoso sindicato petrolero había cercado la ciudad, revisando a quienes buscan ingresar a ese otro polo hidrocarburífero neuquino. Nada que estos tiempos no hayan ocasionado en otros puntos del país.

Hay otros efectos del momento actual, que impactarán en los próximos meses y se suman a la crisis que ya había y que presionaba las finanzas públicas de Neuquén. La baja en el nivel de producción se traducirá en menos actividad económica en términos generales.

La economía provincial está históricamente atada a ese motor que lleva funcionando más de 100 años, desde el hallazgo de crudo en Plaza Huincul. Hay un discurso, que es de los más viejos, que con mayor o menor asiduidad vuelve en coyunturas en las provincias productoras: aquello de diversificar la economía. Neuquén tiene un presupuesto que está atado en un 35% a los ingresos que dejan los hidrocarburos. La tajada de los recursos faltantes sin duda se hará sentir en las arcas provinciales. También implicará menos fondos para contener los efectos sociales de una pandemia que frenó al mundo y cuyo daño parece profundizarse con cada día que pasa. La cadena de pagos semidestruida en Neuquén impone un desafío mayúsculo a ese otro motor de la actividad: las cientos de pymes que se vinculaban de diferente forma al petróleo. Hoy, la mayoría clama auxilio.

En este contexto, todo sigue siendo una carrera hasta el día uno de la vacuna o del tratamiento para el COVID-19.

Toda la actividad de las cuencas petroleras productoras quedará atada a ese momento y al (incierto) incremento paulatino de la actividad ante una posible moderación de la pandemia, si termina ocurriendo.

El otro tema del que están pendientes sobre todo las provincias con recursos petroleros es el precio sostén para el barril, uno que agrande la brecha entre el valor internacional del Brent, el crudo de referencia para el país, y el local. Lo cierto es que tendrá impacto: cada peso de recaudación se hará sentir en los próximos meses. Pero la cuenta de ese barril suma una variable más: será un beneficio por menos cantidad de producción en el país, en un contexto en el que ya había una caída por la baja en la demanda.

Se sabe que hubo dos pedidos del gobierno neuquino al presidente Alberto Fernández, ambos realizados en las videollamadas de las dos últimas semanas, pero todavía no hay ninguna definición oficial, si bien todas las fuentes del sector se animan a decir que el nuevo valor interno será una realidad en los próximos días.

Como si fuera poco, esa otra fuente de recursos, la producción de gas, atraviesa su peor momento en años.

A la baja de la inversión (y el consiguiente impacto en las economías donde se produce) se suman el derrumbe del precio y la caída abrupta de la demanda. Sin industrias funcionando, todo queda supeditado al consumo residencial y al gas utilizado para generar electricidad en los sectores industriales que logran mantenerse en funcionamiento.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar