yacimientos

Los yacimientos de Vaca Muerta, en stand by

El gremio petrolero presentó un amparo para liberar los cortes. Hay operarios que no pueden regresar a sus casas y otros van a trabajar por vía aérea.

La situación en los yacimientos de Vaca Muerta es compleja. A la imposibilidad de cumplir con los cupos de producción que impone el Plan Gas.Ar, por una carrera contrarreloj para abastecer la demanda invernal, se suma la paralización de servicios y cientos de operarios que están varados por los bloqueos de las rutas por parte de los autoconvocados en el conflicto de Salud en Neuquén.

De acuerdo con los cálculos que hacen las operadoras, la provincia de Neuquén está perdiendo unos 3 millones de metros cúbicos de gas por día, al dejar de producir por los cortes, y lleva acumulados unos 20.000 barriles de crudo menos por día. Si bien los números son fluctuantes (se verá el impacto real en el corte de un mes), hay coincidencia en que poner en marcha un yacimiento puede llevar solo un par de días.

El primer gran impacto en la industria es la perforación de pozos y la paralización de los sets de fractura y los compromisos de conectar los pozos perforados, sobre todo el plan que tenía YPF. En segundo lugar, la afectación es la producción de los pozos en determinados yacimientos que no están monitoreados a distancia, y donde la presencia de los operarios es fundamental para sostenerlos. El secretario general de Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, Guillermo Pereyra, fue directo a la Justicia a presentar un amparo para que se liberen las rutas, no solo por el parate de Vaca Muerta sino por la amenaza latente de que los trabajadores vean recortados sus salarios. Desde el jueves a la noche se analiza movilizar a todos los petroleros hacia las rutas para que los dejen pasar.

“Un gran porcentual de trabajadores petroleros se ven imposibilitados de concurrir a prestar tareas. Pero va muchísimo más allá, existen trabajadores que deben contar con medicación por cuadros médicos y se encuentran munidos solo de medicación para un turno conforme diagrama, y el no poder regresar o retornar a su hogar genera un daño a la salud indiscutible”, dijo el sindicalista.

tecpetrol helicoptero _ 2.jpg

Después de 18 días de bloqueo, las empresas están tomando sus recaudos. Algunas empezaron a hacer vuelos directos a los yacimientos más alejados, como en el caso de AESA en el área El Portón, adonde la semana pasada trasladó una dotación de operarios por un cambio de turno. Se aclaró que no solo esta compañía utiliza el transporte aéreo, también en contingencias climáticas.

Esto también sucedió con un helicóptero que fue a trasladar personal al yacimiento Fortín de Piedra, que permanece sitiado por los piquetes.

En algunas áreas hidrocarburíferas, los trabajadores tienen que hacer los caminos alternativos durante muchas horas para poder retornar a sus hogares, y la situación empieza a inquietarse desde lo político y la legalidad que exigen las empresas en cuanto a la seguridad de los operarios.

En ese esquema, el gremialista pide a la fiscalía que “cautelarmente se disponga que las autoridades competentes garanticen el paso a trabajadores y personal de salud y de movimiento de insumos, sea en las vías hoy obstruidas o bien mediante la habilitación de caminos alternativos, como así también del acceso a yacimientos”.

Hay un clima enrarecido que ya excedió el tema de las pérdidas económicas y las regalías para pasar a ser una cuestión de Estado.

>> Freno: Cómo afectan los días perdidos

1. Perjudica a la perforación y completación de pozos. Todas esas tareas están paralizadas y el recorte en la producción se podría reflejar en un futuro. Los yacimientos que no están telecontrolados son los más afectados.

2. El bloqueo a las áreas hidrocarburíferas es total, pero algunas tareas deben realizarse y los operarios están concurriendo en avión o helicóptero a los yacimientos. Es un costo adicional para las operadoras.

3. El gremio busca una salida judicial para liberar las rutas ya que piensa que las operadoras podrían recortar sueldos por la cantidad de días no trabajados en los pozos. Pide que la solución no sea el desalojo por la fuerza.

En esta nota

Comentarios