Vaca Muerta

Un récord en el shale oil antes del impacto

Unos 104 mil barriles de petróleo no convencional por día surgieron desde la roca Vaca Muerta en noviembre.

En noviembre, Vaca Muerta rompió un récord: llegó a 104 mil barriles por día. Pareciera una marca insólita, puesto que la actividad cayó fuertemente. Lo cierto es que hasta que los pozos entran en producción, pueden pasar seis meses, por lo que el parate en la formación de hidrocarburos no convencionales se verá en los números del primer semestre del año que viene.

Casi como “efecto inercia”, la producción fue creciente para el shale oil. En los próximos meses podrá verse el impacto del decreto de necesidad y urgencia 566 que provocó que las operadoras recalcularan sus planes de inversiones y quitaran el pie del acelerador en Vaca Muerta. Las etapas de fractura se desplomaron, y de 53 equipos perforadores quedaron apenas 36 en noviembre. La reducción de la actividad fue evidente, con telegramas de despido incluidos.

En noviembre -la última estadística disponible por la provincia- la producción total de petróleo alcanzó los 155.891 barriles por día, y representa un incremento del 1,61% con respecto a la producción de octubre, en tanto que en la comparación con noviembre de 2018 fue 21,97% superior. Por otro lado, la producción de gas llegó a los 68,86 millones de m3/día, representó una disminución del 11,97% con respecto a octubre de 2019 y en comparación con el mismo mes del año anterior se observa un incremento del 1,62%.

PRODUCCION-DE-PETROLEO-EN-VACA-MUERTA.jpg

De acuerdo con datos del consultor Luciano Fucello, de NCS Multistage, en diciembre, y luego del repunte de noviembre, las etapas de fractura en Vaca Muerta volvieron a mostrar una caída: fueron 470 en todas las áreas no convencionales, 60 menos que un mes antes. Con datos que pudo obtener +e, en noviembre la baja de equipos perforadores fue notoria: solo 36, es decir, 17 menos con relación a agosto antes del decreto del ex presidente Mauricio Macri.

Con estos indicadores del último tramo del 2019, se espera un “planchazo” de la producción y cifras negativas en los primeros meses del 2020. Es en este contexto que los inversores esperan señales desde el nuevo gobierno a cargo del presidente Alberto Fernández. La primera fue la baja de retenciones del 12% al 8% y la segunda, el anuncio de una ley para incentivar la actividad en el shale.

En esta nota

Comentarios