Vaca Muerta

Un nuevo rumbo para Vaca Muerta

Las ventanas de petróleo y de gas tienen diferentes oportunidades en esta etapa, con un barril que cotiza a 70 dólares en el exterior y un esquema de precios internos para el gas que promete movilizar las inversiones y la actividad.

Vaca Muerta, como promesa de recursos hidrocarburíferos, está retomando el perfil de crecimiento, incluso despertando expectativas en la industria y la política. La crisis de la demanda inédita por la pandemia del COVID-19 implicó la paralización del sector petrolero a escala mundial. La Argentina, además, arrastra importantes problemas macroeconómicos que debe solucionar para atraer inversores. Y uno de los golpes más recientes al corazón de los hidrocarburos no convencionales, los piquetes en Neuquén durante abril, tuvieron un perjudicial efecto en la actividad.

Con 31 equipos de perforación activos en la provincia, buena parte de ellos tienen como objetivo el shale gas gracias a los incentivos del Plan Gas.Ar y la necesidad de cubrir la demanda del invierno. No obstante, el petróleo soportó todas las consecuencias del último año y registró otro aumento récord en abril, con 187 mil barriles por día, con el enorme aporte del shale oil (unos 147 mil barriles diarios).

Los mejores precios del petróleo y el gas le dan un respiro a Vaca Muerta y a toda la industria hidrocarburífera del país. La cotización del Brent -el precio internacional que se toma de referencia en la Argentina- está en valores cercanos a u$s 70 por barril. La producción está incentivada y también las exportaciones de la mano de una reducción de la demanda ante el nuevo confinamiento.

En cuanto al gas, el Plan Gas.Ar que lanzó el gobierno nacional a fines del 2020 es una mejora del precio por millón de BTU a aquellos que propongan incrementar la producción gasífera en los próximos cuatro años. Contratos en dólares y de largo plazo, toda una novedad para los inversores en la Argentina que suelen pedir previsibilidad.

barril-de-petroleo-brent.jpg

Crudo en alza, gas en baja

“Las dinámicas que se observan en el upstream de petróleo y gas son bastante diferentes, pero creo que en ambos casos muestran noticias positivas”, explicó Luciano Caratori, consultor en temas de energía, en contacto con +e.

“En el caso del petróleo, en abril se volvió a superar por primera vez la barrera de los 500 mil barriles por día, que no se superaba desde abril de 2020. Con alrededor de 502 mil barriles por día, la producción está un 9% por encima del pésimo abril del año anterior y viene recuperándse de manera acelerada, aunque todavía le falten unos 16 mil barriles diarios, o un 3%, para volver a niveles pre-pandemia”, describió.

“Por el lado del gas, la situación es más complicada, pero mejor que lo que se veía hace un mes”, indicó Caratori. Es que abril cerró 2,2% debajo del mismo mes de 2020, una caída menor a las que se venían viendo (de entre el 10% y el 13% interanual cada mes durante los últimos 12 meses). En abril del año pasado, la cuarentena total tuvo efectos severos en la demanda y la producción.

“Lo relevante es lo que pasa en mayo: en términos de inyección de la producción doméstica, mayo de 2021 cerrará en alrededor de 108,5 MMm3/d, menos del 1% debajo de mayo del 2020, y 10% debajo de la de 2019. Esto implica que le faltan 12 MMm3/d para volver a niveles de 2019, pero ya no se ve esa caída en picada, sino que hay señales alentadoras para pensar en una recuperación”, repasó Caratori.

El invierno es la mayor preocupación por estos días. El gobierno nacional cruza los dedos para que los meses más fríos del año no sean tan crudos. No obstante, ya desplegó un operativo para importar GNL o, en la situación más crítica, quemar combustibles líquidos para garantizar la oferta doméstica de energía.

torre loma campana.jpg

Un mundo inversor más diverso

Como indica Caratori, la dinámica entre petróleo y gas es distinta. No obstante, buena parte de las inversiones estarán puestas en los proyectos de gas. De hecho, los 31 equipos que se encuentran operativos en la provincia miran con atención al shale gas de la formación Vaca Muerta.

Por caso, la compañía controlada por el estado nacional YPF apunta a los yacimientos de Rincón del Mangrullo, Aguada de la Arena, Río Neuquén y La Amarga Chica. Tecpetrol tiene su apuesta de perforadores en Fortín de Piedra. Otra de las compañías es Pluspetrol, con un perforador en La Calera, uno de los bloques más prometedores en Vaca Muerta.

La actividad también la movilizan en toda la provincia empresas como Shell que trabaja con tres equipos, principalmente en Coirón Amargo y Cruz de Lorena, están Wintershall, ExxonMobil, Vista Oil & Gas y Total.

“En los últimos años se han ido diversificando las inversiones, ya no solo dependemos de YPF, sino que el resto de las compañías empezó a tener un rol importante, y ya el 50% de las inversiones previstas para este año será de otras empresas”, dijo Alejandro Monteiro, ministro de Energía y Recursos Naturales de Neuquén, en un reciente congreso sobre infraestructura (ver las notas de las páginas 5 y 6).

La pandemia generó una herida devastadora para Vaca Muerta que llevó al derrumbe de las inversiones, en torno al 55% con relación al 2019. Para este 2021 se esperan u$s 3790 millones.

vaca-muerta--shale-oil--BDP.jpg

> Ley de inversiones: el presidente le dará su visto bueno al proyecto

El proyecto de ley de promoción de actividades hidrocarburíferas está “casi listo”, confirmó el presidente de YPF, Pablo González. Una vez que sea revisado por el presidente Alberto Fernández, será enviado al Congreso de la Nación el viernes de la próxima semana.

En Radio Nacional, González aseguró: “De la mano de esta ley, que esperemos que el Congreso sancione rápidamente, se podrán otorgar ventajas comparativas a las empresas de petróleo y de gas que operan en la Argentina”.

Finalmente, González remarcó que, además de la ley de promoción de actividades, como alternativa se están generando “acuerdos de comercialización para ir sosteniendo un precio interno de 45 dólares”. “Me parece a mí que va a generar movimiento, va a generar puestos de trabajo”, agregó el titular de la mayor empresa petrolera del país.

González había considerado que este es un proyecto clave para la industria, en la entrevista que brindó en la edición anterior de +e. El objetivo es crear un marco de condiciones para atraer más inversores, tanto nacionales como internacionales, a explorar y explotar los recursos hidrocarburíferos de la Argentina.

En ese sentido, el titular de YPF consideró que los gobernadores que integran la Ofephi (Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos) deben tener un rol activo en el debate.

“El proyecto es amplio, no es solo para Vaca Muerta, sino que genera las condiciones para favorecer el desarrollo de todas las cuencas, e incluso avanza en determinados aspectos de la comercialización de combustibles, como puede ser la cuestión impositiva”, señaló en la entrevista con este suplemento.

En esta nota

Comentarios