Vaca Muerta

El día de los despidos, Schlumberger le cerró la puerta a los operarios durante el almuerzo

Un grupo de trabajadores quiso ingresar en la empresa luego de retirarse para el refrigerio y ahí fue cuando tomaron conocimiento de que no podían ingresar nuevamente a sus puestos.

A los trabajadores de Schlumberger que recibieron el telegrama, la empresa los sorprendió con una curiosa estrategia. Cuando volvían de almorzar, las puertas de la compañía en Neuquén estaban cerradas y se les impedía el acceso. Mientras ocurría esto, en Buenos Aires había negociaciones para revertir los despidos y reestablecer las negociaciones entre sindicatos y empresas, que el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación decidió resolver con una conciliación obligatoria.

Los trabajadores en cuestión habían ido a almorzar y cuando regresaban a su actividad, la empresa de servicios había bloqueado la entrada, según pudo reconstruir +e.

De este modo, la compañía planeaba alejar a los operarios de la base neuquina y hacer cumplir el despido pese a que se sabía que la conciliación, y reversión de los telegramas, era inminente.

Los 600 telegramas complicaron la tensa relación entre los sindicatos y las empresas, en esta oportunidad San Antonio Internacional y Schlumberger.

La primera tuvo una contracción de su actividad por la baja de equipos de torre y la segunda se vio perjudicada con la disminución de las etapas de fractura de octubre.

Ahora se abre un compás de espera hasta el 12 de diciembre, día en el que los gremios y las empresas volverán a negociar en el marco de la conciliación.

En el acta de la reunión de ayer, Trabajo de Nación instó a las empresas a restituir los puestos de trabajo, en medio de un pedido de los gremios de que se realicen inspecciones en Schlumberger.

En esta nota

Comentarios