Vaca Muerta

Cuál será el rol de Vaca Muerta el plan económico del próximo gobierno

Especialistas debaten el impacto de Vaca Muerta en la planificación económica a partir de diciembre. Creen que 2023 será "un año bisagra".

Buenos Aires - Referentes del ámbito empresarial y político se congregaron hoy en el Hipódromo de Palermo para participar de la segunda edición de Vaca Muerta Insights, el evento exclusivo de LM Neuquén, Más Energía y EconoJournal, en el que se debatió una diversa amplitud de diagnósticos de la agenda energética argentina.

La apertura del encuentro fue realizada por el gobernador Omar Gutiérrez, quien brindó un panorama del desarrollo de la industria petrolera en los últimos años y la mirada del gobierno provincial hacia el futuro.

Durante el Panel Energía, que fue moderado por Roberto Brandt, consultor internacional en materia energética, y participaron Nicolás Arceo, director de la consultora Economía y Energía; y Nicolás Gadano, economista de la Fundación Pensar y exgerente general del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Se destacó que en los últimos años Vaca Muerta se fue configurando como una política de Estado, y se ponderó la puesta en marcha de grandes obras de infraestructura necesarias para que el país se convierta en un jugador fuerte en el mercado petrolero internacional, aunque se puso énfasis en la complicación del país para conseguir financiamiento para nuevas obras.

WhatsApp Image 2023-03-29 at 12.55.22.jpeg

Se subrayó que mes a mes Neuquén tiene batiendo sus récords históricos de producción de petróleo y para este año el gobierno espera alcanzar 400 mil de barriles diarios de crudo y 100 millones de metros cúbicos días de gas. La proyección para 2027/2028 es alcanzar un millón de barriles día de petróleo y 160 millones de m3 diarios de gas, con solo el 25% de la superficie neuquina de Vaca Muerta en desarrollo masivo.

La visión de los economistas coincidió en que el desequilibrio que ha tenido el sector energético en la última década impactó negativamente en la macroeconomía. El superávit de la balanza energética se perdió a finales de los ´90 para entrar en un déficit significativo a partir de 2011. Desde entonces se acumula balanza deficitaria de 35 mil millones de dólares, debido al incremento de las importaciones de combustibles (GNL, gas, líquidos), del orden de los 92 mil millones de dólares.

El desempeño del sector también ha afectado el comportamiento fiscal, debido a los subsidios por 26 mil millones de dólares que se aplicaron para sostener las tarifas de electricidad y gas.

En ese contexto, Vaca Muerta se presenta como una oportunidad de recuperar el equilibrio de la balanza energética, a partir de este año, considerado como “bisagra” por los especialistas. El crecimiento de las exportaciones de petróleo, estimadas en el orden de los 4 mil millones de dólares por la Provincia de Neuquén para 2023, y la puesta en operación del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner, que permitirá sumar producción nacional y reemplazar importaciones, contribuirán a revertir el panorama.

Sin embargo, el panorama optimista se ve opacado por la actualidad de la inestabilidad macroeconómica y política que a traviesa el país, la crisis de deuda, y las distorsiones que genera el cepo cambiario.

Los panelistas coincidieron en el rol central que jugará en el próximo gobierno la energía, con Vaca Muerta como punta de lanza, en la planificación del programa económico, y en la necesidad de reducir los subsidios y ordenar las tarifas para ordenar el frente fiscal.

En esta nota

Dejá tu comentario