Vaca Muerta

¿Cómo reactivar a Vaca Muerta tras 21 días de piquetes?

El desafío es la recuperación de la confianza con los inversores. El conflicto implica gastos imprevistos para toda la cadena.

Después de la incertidumbre, la calma y la reorganización. Los yacimientos neuquinos, tanto convencionales como no convencionales, están retomando su marcha después de los agitados 21 días de cortes de ruta que impedían el acceso a los bloques productores.

Para cada compañías será diferente la reactivación, pero la prioridad por estos días es la recuperación del movimiento de equipos de perforación y sets de fractura (25 y 6, respectivamente, estuvieron parados en el momento de mayor tensión sobre las rutas).

Hay una situación crítica para aquellas empresas de servicios y pymes que tuvieron facturación cero, por lo que en los próximos días habrá negociaciones con el frente sindical para que no peligren los salarios.

AÑELO DRONE _ CORTE AUTOCONVOCADOS SALUD.JPG

“Al Riesgo País hay que sumarle los problemas provinciales. No es una buena señal para los inversores”. Daniel Dreizzen, consultor asociado de Ecolatina.

Daniel Dreizzen, consultor asociado de Ecolatina, trazó tres tipos de consecuencias que podrán verse a partir de ahora. La inmediata, es el cierre de producción: 10 mil barriles por día (el 2% de la producción argentina) y 3,5 millones de metros cúbicos por día de gas natural (el 3% de la producción nacional). Por otro lado, como no se pudo perforar ni fracturar, ese volumen de producción perdida será aún mayor cuando se conozcan los informes estadísticos.

En tercer lugar, y ya más a largo plazo, este conflicto que ocurre en Neuquén y con afectación a Vaca Muerta genera desconfianza en los inversores. Es un ‘efecto perinola’: hay un sector descontento que toma medidas que terminan dañando a otras personas que no tienen nada que ver con el reclamo original y tampoco tienen la capacidad de arreglarlo”, señaló Dreizzen en contacto con +e.

“Más allá de que el reclamo de los médico y personal de salud, y más en pandemia, puede ser legítimo y tiene que atenderse, esto causa desconfianza por lo imprevisible que resultan este tipo de medidas de fuerza. Y habla de las dificultades para resolver problemas entre los distintos sectores. Las empresas locales lo tienen más asimilado, pero para las internacionales es más difícil de explicar”, analizó.

Corte de Ruta Añelo 2021.jpg

“Lo que se debe recuperar para retornar las actividades tras este conflicto es la confianza en las instituciones”. Alex Valdez. Ex Director de Hidrocarburos de Neuquén

¿Se puede recuperar el tiempo perdido? Alex Valdéz, ex director de Hidrocarburos de Neuquén y un ingeniero con larga trayectoria en la industria hidrocarburífera, le contesta a +e: “Significará otro esfuerzo más, que no alcanzara para cubrir la demanda de gas natural que necesita nuestro país en este cercano invierno, y por supuesto no se cumplirá con el programa establecido por el gobierno nacional a fines de 2020 (el Plan Gas.Ar)”.

“Por este motivo, se hace necesario recobrar la confianza, para así poder planificar nuestro futuro, teniendo en cuenta, que en este plan estamos todos incluidos, los que supimos habitar nuestro territorio, nadie se podrá salvar por sus propios medios, tenemos que entender esto”, apuntó.

La confianza pareciera ser la palabra clave como desafío para recuperar los compromisos de inversión. En la industria, los referentes de las compañías muchas veces no saben como explicar el entramado de conflictos de la Argentina, donde los cortes de ruta casi son parte de la idiosincrasia nacional.

Bandurria Sur _ YPF.jpg

“El costo saldrá del dinero previsto para la producción. Será evidente según la gravedad del invierno”. José Luis Sureda, ingeniero, consultor y ex secretario de Hidrocarburos de la Nación.

Según José Luis Sureda, ex secretario de Hidrocarburos de la Nación, con el levantamiento de los cortes la Argentina tiene que esperar que las temperaturas del invierno ayuden para no tener que desembolsar grandes fortunas en importaciones. En el caso contrario, hay un limitante de compra de GNL por la infraestructura, por lo que si no es posible pedirle gas natural a Chile, habrá que quemar gasoil.

“Este parate no programado e intempestivo, genera en los planes de trabajo de cualquier compañía que está lanzada a hacer un desarrollo un montón de ruido en las relaciones con los proveedores, en el replanteamiento de la utilización de servicios y que todo eso lo podemos sintetizar en un costo innecesario que a su vez va a, tarde o temprano, deducirse en el dinero útil que había previsto para producir”, indicó Sureda en declaraciones radiales.

Pymes - Argentina 2.JPG

> Desde 2019, la industria trastabilla

En agosto de 2019, el decreto 566 del gobierno de Mauricio Macri congeló las naftas y le puso un freno al barril. Eran tiempos de impulso del shale oil y también época de cierre de balances de las multinacionales. Así, hubo un desbarranco de inversiones. En medio de todo esto, la asunción de Alberto Fernández trajo algunas nuevas preguntas, que no llegaron a contestarse porque llegó la pandemia de 2020. Para enero, con el Plan Gas.Ar hubo un recupero hasta que en abril estalló el conflicto de salud en Neuquén.

En esta nota

Comentarios