Vaca Muerta

Chile se entusiasma por el petróleo de Vaca Muerta

ENAP emitió un comunicado con la confirmación de la rehabilitación del oleoducto trasandino. Las inversiones del lado argentino y chileno.

Mientras la empresa Oleoducto Trasandino (OTASA) ajusta los últimos detalles para reactivar en 2023, en Chile ya hay expectativa por el suministro de petróleo desde Vaca Muerta a través del caño de 425 kilómetros. La última fase de la rehabilitación comenzará en agosto, conectando nuevamente los yacimientos de la provincia de Neuquén con la Región de Biobío.

ENAP, la empresa estatal de hidrocarburos de Chile, emitió un comunicado para celebrar el avance de las obras y brindar claridad sobre los tiempos que están manejándose desde OTASA, YPF y Chevron. El ducto "se encuentra inactivo desde 2006, sin embargo, con el repunte en los últimos años de la actividad en Vaca Muerta, Argentina, se convirtió en un valioso objetivo estratégico para el traslado de crudo hacia el Pacífico".

ENAP confirmó que el proceso de rehabilitación contempla la revisión de los estanques de origen y destino, junto con la realización de pruebas para comprobar el estado de la estructura del oleoducto que tiene una capacidad diaria es de 18.000 metros cúbicos. La inversión para el programa de revisión del ducto del lado chileno fue de 13 millones de dólares.

“Hasta ahora, la rehabilitación del ducto se ha ceñido a lo estipulado en el calendario trazado por OTC y OTA. Tenemos la confianza de que esta etapa final mantenga esa misma tendencia, sin deficiencias ni fallas, y podamos reiniciar las operaciones durante el primer trimestre de 2023. De esta forma, se recuperará infraestructura muy importante para el desarrollo de los negocios de nuestra empresa”, dijo el gerente general de ENAP, Julio Aranis.

Tal como informó +e, la Secretaría de Energía reunió a las principales empresas de transporte de hidrocarburos para que describan sus planes de ampliación. Tanto Oldelval como OTASA son claves para poder evacuar la creciente producción de shale oil hacia el exterior. En el caso de OTASA, el lado argentino promete inversiones por 64 millones de dólares para incoporar equipos si extiende su concesión.

"ENAP cuenta con la opción de acceder al crudo que se transportará por el ducto y espera poder satisfacer cerca del 30% de la demanda de su Refinería Bío Bío. Además, el diferencial de crudo transferido por el oleoducto no adquirido por ENAP, podría ser exportado desde Argentina como carga en tránsito a través del Puerto de San Vicente", señaló la compañía a través de un comunicado.

"La Formación Vaca Muerta, ubicada en la provincia de Neuquén, tiene un gran potencial energético. Se trata del segundo yacimiento del mundo en el recurso no convencional de gas y cuarto en el recurso no convencional de petróleo, y en la zona se ubican más de 30 empresas locales e internacionales trabajando en su explotación", manifestó ENAP.

En esta nota

Comentarios