Vaca Muerta

Al boom del shale le faltan buenas rutas a Vaca Muerta

Con la ruta hacia Añelo colapsada y fondos para las obras viales que no llegan, Neuquén tomó un crédito de u$s 85 millones para terminarlas.

Por Adriano Calalesina

Por Adriano Calalesina - adrianoc@lmneuquen.com.ar

Las rutas que conectan con Vaca Muerta no están en el mejor estado y se convirtieron en una deuda pendiente que no ha tenido un correlato con el boom del shale en Neuquén.

Después de más de tres años de haber iniciado obras en las rutas 7, 51 y el empalme con la 8, desde Centenario hasta Añelo, el gobierno provincial decidió tomar la posta y endeudarse para poner fin a las postergaciones con un crédito por u$s 85 millones con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

¿Las razones? Son las mismas empresas y directivos de las multinacionales, de acuerdo con las fuentes consultadas, que cada vez que arriban a la región observan que el boom de la explotación de los no convencionales no tiene una relación con la conectividad ni una red vial acorde.

Si bien en 2016 Vialidad Nacional comenzó con las obras de duplicación de la Ruta 51 (va al yacimiento Loma La Lata y a Lindero Atravesado) con 27,5 kilometros, hubo demoras en los procesos que terminaron por dilatar los tiempos de trabajo.

“Se aprobó un proyecto de ley de endeudamiento para hacer todo el corredor vial petrolero que hace falta en estos momentos en Neuquén”, expresó a +e Carlos Schenk, director de Vialidad Provincial.

El préstamo es para financiar los proyectos de obras para las rutas provinciales 7 y 9, la adquisición de maquinaria para el reequipamiento de ese organismo provincial, y la pavimentación de la Ruta 67, empalme con Autovía Norte y las rutas 7 y 17 en la Circunvalación Añelo.

Actualmente, el panorama de las rutas para llegar a la “zona caliente” de Vaca Muerta no es el mejor, según explican desde el sector hidrocarburífero, a pesar de las mejoras que hubo en estos tres años.

El escollo está en la Ruta 7 en el tramo de Añelo antes de llegar al cruce con la Ruta 8, que tiene un alto tráfico, sobre todo de camiones. Las banquinas están descalzadas y hay tramos donde se produjeron muchos accidentes.

Desde Vialidad Provincial registran 1542 vehículos en ese tramo en solo cuatro horas de medición, y el 80% de los vehículos son camionetas y camiones vinculados a la industria.

mas-e-p-4-b.jpg

Otro tramo complejo es la Ruta 17 en el acceso al yacimiento Loma Campana, tramo en el cual se están realizando algunas mejoras, aunque se necesitan los fondos para acelerar los trabajos. De acuerdo con las mediciones, circulan 1413 vehículos en 12 horas, de los cuales el 80% son camiones de la industria. Las mediciones indican que el mayor flujo se registra a las 17, hora clave en las rotaciones de los diagramas laborales y momento en que las rutas de la región empiezan a colapsar.

El problema de las rutas cargadas también lo tienen las localidades de paso, como Centenario, donde Vialidad Nacional descartó el proyecto para duplicar la Ruta 7 en la intersección con la Ruta 51 debido a fuertes planteos de la comunidad por la presencia de tránsito pesado en las zonas semirrurales. Fue así que se empezó a diseñar la alternativa de la Ruta 67 por la segunda meseta, que tiene 22 kilómetros, pero Nación no pudo incorporarla al presupuesto para asfaltarla.

Neuquén tomó la posta y pretende endeudarse para completar los caminos que llegan a Vaca Muerta, en un plazo de 15 años, a una tasa de interés que no superará la tasa de referencia LIBOR.

Será una apuesta fuerte más allá de la evolución de la industria en el futuro.

p05-ma-e-pieza-rutas.jpg

Conexión: un experto analizará otro plan

La provincia de Neuquén intenta barajar y dar de nuevo en el nuevo impulso que le dio Vaca Muerta a una logística que parece haberse quedado en el pasado. Rutas colapsadas, tiempos que se alargan en las cadenas productivas y recursos humanos que no están a tono con los nuevos tiempos que se viven.

En ese sentido, desde el área de Planificación Territorial del Copade se organizó un taller de logística provincial para determinar un plan de acción a 10 años, teniendo en cuenta también el movimiento de ruptura que generó el desarrollo de los no convencionales.

mas-e-p-4.jpg

Fernando Dobrusky es director de la carrera de Ingeniería en Transporte de la Universidad Nacional de San Martín y fue quien recogió las opiniones tanto del sector público como de las empresas privadas de las distintas cadenas productivas.

“Entender la situación actual de la logística de la provincia, no solo en infraestructura sino en las cadenas. Vaca Muerta y la cadena de los hidrocarburos son fundamentales para la provincia pero no lo único; están también la fruticultura, la ganadería y la piscicultura, por ejemplo”, indicó.

Los resultados del diagnóstico estarán en estos meses y las propuestas pasan por fortalecer las rutas y hasta un ferrocarril.

En esta nota

Comentarios