Unión Europea

Funcionarios de la Unión Europea debatirán el alza de los precios de la energía

Este año, los valores de referencia del gas en Europa se dispararon más de un 300% debido a factores como los bajos niveles en reserva, las interrupciones y la alta demanda.

El próximos mes, los funcionarios de los países que integran la Unión Europea debatirán sobre el aumento de los precios de la energía, en un contexto donde los gobiernos se esfuerzan por proteger a los hogares de la subida del coste del gas y la electricidad.

Este año, los valores de referencia del gas en el viejo continente se han disparado más de un 300% debido a factores como los bajos niveles en reserva, las interrupciones y la alta demanda, a medida que las economías se recuperan de la pandemia del COVID-19.

De esta manera, los líderes de los 27 países miembros de la UE discutirán el aumento de los precios en su reunión del 21 y 22 de octubre, según un borrador de la agenda de la cumbre visto por la agencia Reuters, que señala que "el Consejo Europeo debatirá la reciente subida de los valores de la energía".

En este escenario, Francia ha ofrecido un pago único a los hogares más pobres, mientras que Grecia está planeando subsidios para ayudar a los hogares a soportar las facturas más altas.

Al mismo tiempo, algunos gobiernos solicitaron una respuesta más coordinada por parte de la UE: España quiere reformar el mercado de la electricidad del bloque y advierte de que las elevadas facturas energéticas podrían perjudicar el apoyo público a las políticas del bloque para luchar contra el cambio climático.

"Hay una necesidad urgente de discutir el impacto de los precios más altos en las comunidades de bajos ingresos al más alto nivel posible", dijo un diplomático del grupo el martes, luego de añadir que el bloque debe asegurarse de que sus objetivos de cambio climático no impulsen más los valores.

Por su parte, Bruselas informó que proporcionará una "batería de medidas" para los gobiernos, con el objetivo de responder a las subidas de precios, por ejemplo, modificando el impuesto sobre el valor añadido (IVA) de la energía para reducir los costes para los consumidores.

La Comisión Europea dijo que el alza debería animar a los países a acelerar el abandono de los combustibles fósiles, incluido el gas, y a garantizar que más ciudadanos tengan acceso a energías renovables asequibles.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar