toma

Empresarios presionan para que desalojen la toma de Casimiro Gómez

Ocuparon lotes industriales que vendió la Municipalidad. "Tienen que actuar ya", reclamó Joaquín Nervy, dueño de Fiorasi, uno de los damnificados.

Una veintena de empresarios que compraron lotes sobre la Autovía Norte en 2018 salieron a reclamarle públicamente al gobierno provincial y al Municipio que desalojen cuanto antes la toma de Casimiro Gómez. Contaron que hay un parque industrial proyectado en los terrenos que se ocuparon, con inversiones millonarias asociadas a la expansión de Vaca Muerta que ahora están en riesgo.

En los últimos años, la Municipalidad vendió 20 lotes en la franja lindera de la Autovía Norte, a uno y otro lado de Casimiro Gómez para que se instalen empresas interesadas en prestar servicios al desarrollo de Vaca Muerta. Las compañías que compraron tienen la escritura de sus predios y estaban a la espera de que se destrabara una obra de Calf para construir allí una subestación que les provea de electricidad.

El lunes, cuando se enteraron de la toma, recurrieron a Fiscalía con sus títulos de propiedad y reclamaron el desalojo, que se ordenó el martes. Sin embargo, como pasan las horas y los ocupantes siguen en el lugar, salieron públicamente a exigir que se liberen los lotes.

Uno de los principales damnificados es Joaquín Nervy, dueño de Fiorasi SA, concesionaria para la Patagonia de los camiones IVECO. El empresario vino en un vuelo desde Trelew a Neuquén para reclamar el desalojo inmediato.

“Nosotros compramos, somos propietarios del lote que queda sobre Casimiro Gómez, en la intersección con la Autovía; tenemos una inversión prevista ahí de 2,5 millones de dólares y nos está llamando de IVECO Argentina porque hay preocupación por lo que está pasando”, comentó.

Dijo que, en el ambiente empresario, la toma provocó “mucho ruido”, porque se afectaron lotes vinculados a la prestación de servicios en Vaca Muerta “y no entendemos ni aceptamos la posibilidad de que no haya un desalojo, esto se tiene que solucionar”.

“Estamos muy, muy preocupados porque esto tiene un efecto tiempo que es peligroso y ya pasaron cuatro días, hay que actuar ya”, remarcó.

En esta nota

Comentarios