Shell

Shell espera regresar a Libia con inversiones en petróleo, gas y energía solar

El plan incluye el desarrollo de un proyecto de fuentes renovables al sur de la cuenca de Sirte, como parte de la estrategia de la firma para reducir la producción de crudo hasta en un 2% anual para 2030.

Una década después de que abandonara sus operaciones en el país del norte de África, la firma Royal Dutch Shell considera regresar a Libia con un plan para desarrollar nuevos campos e infraestructura de petróleo y gas, así como un proyecto solar, según indicaron dos fuentes a Reuters.

De acuerdo a la agencia, el plan marca una nueva incursión en el crudo y el gas poco común por parte de la empresa, que busca reducir la inversión en combustibles fósiles y recortar las emisiones de gases de efecto invernadero.

En esa estrategia, Shell todavía necesita algunos proyectos nuevos para mantener la producción, ya que las reservas en los campos existentes han caído rápidamente tras años de desaceleración de la actividad de perforación.

Según el programa para Libia, discutido con la estatal National Oil Corporation (NOC), la compañía exploraría nuevas zonas hidrocarburíferas en varios bloques en las cuencas terrestres de Sirte y Ghadames, así como en la cuenca costa afuera de Cyrenaica.

Asimismo, Shell propuso volver a desarrollar campos envejecidos como el bloque NC-174 en la cuenca Murzuq y otros nuevos, incluido el área Ain Jarbi.

El plan incluye el desarrollo de un proyecto de energía solar al sur de la cuenca de Sirte, parte de la estrategia de la firma para reducir la producción de petróleo hasta en un 2% anual para 2030 y aumentar la inversión en energías renovables y tecnologías bajas en carbono para representar el 25% de su presupuesto para 2025.

La propuesta no dio a conocer detalles sobre el valor de ninguna inversión o escala de los proyectos de crudo, gas y energía solar.

Los vastos recursos de Libia, el enorme potencial de fuentes solares y la proximidad a Europa la hacen atractiva, aunque una década de conflicto político y social ha disuadido a la mayoría de los inversores.

Shell abandonó Libia en 2012, en medio de la agitación que estalló después de que el autócrata Muammar Gaddafi fuera derrocado en 2011. Las fuentes dijeron que el directorio de la compañía podría aprobar el plan para regresar en unos meses.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar