Shell

Shell adjudicó el nuevo oleoducto a Techint e Ingeniería Sima

Shell Argentina construirá un ducto de 105 km desde Sierras Blancas hasta Allen que tendrá una capacidad de transporte de 120 mil barriles de petróleo por día.

Shell Argentina adjudicó a Techint y a la empresa neuquina Ingeniería Sima la construcción de un oleoducto de 105 km de extensión para evacuar su producción de Vaca Muerta hasta el sistema troncal. Se espera que entre en operación en el último trimestre del año próximo.

El nuevo oleoducto, de 16 pulgadas de diámetro, irá desde el yacimiento Sierras Blancas, en San Patricio del Chañar, hasta la localidad rionegrina de Allen, y tendrá una capacidad de transporte de 120 mil barriles de petróleo por día. La obra demandará una inversión del orden de los 80 millones de dólares y unos 18 meses de ejecución, y será realizada por Techint e Ingeniería Sima, quienes ganaron la licitación pública.

El 65% de la traza se ubica del lado de Río Negro y el 35% en Neuquén. En territorio rionegrino atravesará los municipios de Campo Grande, Contraalmirante Cordero/Barda del Medio, Cinco Saltos y Fernández Oro.

"Es un paso muy importante para Shell Argentina porque es el primer ducto que construimos y que operaremos en el país, dando nuestro primer paso en el segmento del midstream", señalaron desde Shell Argentina.

"La participación de empresas locales en el proyecto es parte de nuestra estrategia de Compre Local y contribuirá a la generación de empleo local y el impulso de las compañías de servicios de la región", indicaron a +e desde la petrolera.

"Es un paso muy importante para Shell Argentina porque es el primer ducto que construimos y que operaremos en el país, dando nuestro primer paso en el segmento del midstream. Y para todo Vaca Muerta, porque contribuirá a aliviar el principal cuello de botella del transporte de petróleo que se produce en la evacuación, al ampliar la red actual y ofrecer el potencial a otros operadores a futuro de evacuar sus producciones por este ducto", agregaron.

El nuevo oleoducto forma parte de la primera etapa del plan de desarrollo en Vaca Muerta anunciado por la compañía en 2018, que contempla la perforación de nuevos pozos a un ritmo promedio de 30 por año y la construcción de infraestructura para ampliar la capacidad de procesamiento a 42.000 barriles diarios.

En ese contexto, a principios del mes pasado, Shell puso en marcha una segunda planta de producción (Central Processing Facility - CPF) en Sierras Blancas, con una capacidad de procesar hasta 30.000 barriles diarios, que se suma a la Early Production Facility - EPF de 12.000 barriles, en funcionamiento desde 2016.

En una segunda etapa, estos bloques tienen el potencial de generar más de 70.000 barriles por día. Para eso, el paso siguiente sería construir otra planta igual a la CPF y hacer más de 120 pozos nuevos.

En esta nota

Comentarios