shale

Con una nueva PTC, Bandurria Sur se prepara para el boom del shale

YPF acelera los planes de producción en la "zona caliente" de Vaca Muerta y se prepara para otro boom, con la terminación de una nueva Planta de Tratamiento de Crudo (PTC), en el área Bandurria Sur.

YPF acelera los planes de producción en la “zona caliente” de Vaca Muerta y se prepara para otro boom, con la terminación de una nueva Planta de Tratamiento de Crudo (PTC), en el área Bandurria Sur, una de las que componen la “trinidad” junto a La Amarga Chica y Loma Campana.

La empresa Astra Evangelista SA (AESA) está culminando la construcción de esa planta de procesamiento para 53.820 barriles de petróleo por día (bdp/d) con la posibilidad de una ampliación a 75.480.

Fuentes del sector energético dieron cuenta a +e que la planta podría ponerse en marcha en los próximos meses, a más tardar, a principios de 2023. Mientras tanto, el área emprendió una curva ascendente de producción diaria.

Bandurria Sur es una de las áreas con los pozos más productivos de Vaca Muerta y en julio reportó una producción de 26.458 bdp/d y duplicó su producción en los últimos 12 meses, que representa un 107% más que el mismo mes del año anterior. En julio de 2021, esa misma área de shale oil sacó 26.458 bdp por lo que el salto es evidente

Junto con la PTC de la Amarga Chica, cuando se culminen todas las obras de ampliación, los dos yacimientos estarán en condiciones de procesar unos 150.000 bdp/d y prepararse para el salto de producción que se avizora en Vaca Muerta. Cada una de estas plantas costará un poco más de US$100 millones.

Actualmente La Amarga Chica es, después de Loma Campana, el yacimiento que más petróleo no convencional produce en Vaca Muerta. El reporte de julio pasado, de acuerdo a los datos de la Secretaría de Energía de la Nación, dieron cuenta de que el área produjo 46.615 bdp/d, con una planta de procesamiento que está funcionando casi al máximo de su capacidad.

En la trinidad de YPF, la zona caliente de Vaca Muerta, se produce más del 40% del crudo de toda la provincia y es una zona clave para la conexión con oleoductos y el transporte por todo el país.

En este sentido, actualmente está en carpeta el oleoducto Vaca Muerta Norte, de 150 kilómetros, que tiene que hacer YPF desde La Amarga Chica hasta Puesto Hernández, Rincón de Los Sauces, para llevar crudo a Chile y a Mendoza.

A ese oleoducto no sólo se podrían conectar pozos de YPF, sino de otras operadoras que están camino en la traza hacia la frontera norte de Vaca Muerta. El proyecto aún no se licitó y aún hay fecha para la construcción, que es una de las promesas para dar un salto en la evacuación de shale oil.

Es que el petróleo no convencional de esa área aún tiene “mucha cuerda” para los futuros planes de perforación de la petrolera nacional, sin embargo hay un contexto urgente que atender y es el transporte.

“No se llegó a un techo en la producción, sino que hay de decidir el salto de escala, en función del procesamiento y la capacidad del transporte”, sostuvieron desde el mercado energético en la provincia.

Si bien aún no hay un cuello de botella, YPF está preparando las plantas de procesamiento para cuando se habiliten nuevos oleoductos tanto para la exportación por el Atlántico o por el Pacífico.

Se sabe que una vía de evacuación que está pendiente y que podría habilitarse -luego de realizar la prueba de hermeticidad en todo el ducto- es por Chile, con OTASA, desde la cabecera del yacimiento Puesto Hernández hasta Concepción.

Si bien Bandurria Sur duplicó su producción en un año, la ampliación de la PTC para procesar más crudo no significa que habrá un inmediato aumento de la producción. YPF tiene que analizar los costos, el mercado y las vías de evacuación, no solo por Chile.

Otra obra clave es la ampliación de Oldeval a Bahía Blanca, que permitirá incrementar la exportación de petróleo de Vaca Muerta entre 180.000 y 250.000 barriles/día, equivalentes a US$ 4.000 y US$ 6.500 millones al año.

Además, ya se iniciaron las gestiones para comprar los materiales para el inicio de los trabajos del Oleoducto Vaca Muerta Sur, que irá desde Añelo hasta la costa rionegrina. También está previsto el movimiento de suelo en Punta Colorada. Se espera que las obras estén operativas en 2025. El ducto demandará una inversión de US$660 millones y las instalaciones portuarias otros US$600 millones.

En esta nota

Comentarios