rutas

La década perdida en las rutas de Vaca Muerta

Desde los inicios del desarrollo del shale, la conectividad vial para llegar a los pozos de Añelo van más lenta que los récords de producción. Un mapa por el estado de las rutas.

El estado de las rutas a Vaca Muerta, tras una década de descubrirse el boom del shale en Neuquén, siempre fue un tema de agenda, pero oculto por la hegemonía política y los récords de producción de gas y petróleo.

Un accidente con un camionero en la Ruta 7, a unos kilómetros de San Patricio del Chañar, pero en el territorio de Río Negro, reactivó un debate que permanecía quieto en el sindicato petrolero.

Días atrás, Marcelo Rucci, secretario general del gremio, se reunió con el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, quien se comprometió a elaborar una propuesta a los reclamos planteados por Neuquén y Río Negro. La misma será presentada en otra mesa pactada dentro de unos días más.

Es que las conexiones para el acceso a los yacimientos, el aumento del flujo de vehículos por día, desde Neuquén capital hasta Añelo, llegan con una década de demora, a la vez que Neuquén es la provincia que marca el rumbo energético con la mayor producción de petróleo y gas del país.

Mientras aparecían los primeros pozos no convencionales verticales, allá por 2013, los caminos a los yacimientos estaban colapsados. Tuvieron que pasar cinco años para que se dé inicio a la obra de la duplicación de la Ruta 51, entre el cruce con la Ruta 7 y la Ruta 8, que es un tramo de cuatro carriles de 27,5 kilómetros que acelera el flujo de tránsito pesado hacia Añelo.

Ese fue un primer paso, al igual que la reparación del acceso a Añelo y la repavimentación de la Ruta 6 a Rincón de los Sauces. Esta calzada conecta la ciudad petrolera con el acceso al yacimiento Bayo.

Otra deuda pendiente, pero en pleno proceso es la pavimentación de la ruta 67, que conecta la rotonda de Capex en la Autovía Norte, con la ruta 51. Es un proyecto para descomprimir el tránsito por la Ruta 7 y evitar que los camiones pasen por Centenario, Vista Alegre y San Patricio del Chañar. La obra está por culminar y hasta se analiza cobrar peaje a las petroleras.

También está la obra de duplicación de la ruta 7, de 8,5 kilómetros, entre la tercera rotonda de Centenario hasta el cruce con la ruta 51. Es otro tramo de la conexión con Vaca Muerta, que aún no se termina, por costos y temas de servidumbre.

En esta nota

Dejá tu comentario