regalías

Regalías: un factor que tensiona la relación de intendentes de Río Negro

El censo del 2022 volverá a incidir en el reparto, pero los municipios productores insisten con mejorar sus ingresos. El caso Huergo, que se judicializa.

El anunciado censo para 2022 genera expectativa entre los municipios productores de hidrocarburos en Río Negro, sobre todo en los distritos que tienen yacimientos no convencionales y sobrellevaron un notable incremento poblacional con el desarrollo de sus áreas en el Alto Valle. Los intendentes e intendentas consultadas por +e ratificaron que piden una modificación en el reparto de la torta que genera la actividad, basada en el número de habitante y la capacidad productiva, aunque este punto es de compleja resolución según advierten desde la administración provincial.

La gestión rionegrina tiene una particular forma de dividir los ingresos que genera la actividad del petróleo y el gas. La normativa está plasmada en la ley 1946, que habilita la distribución, en su artículo 3°, que destina el 10% a los municipios. Otro porcentaje se reparte entre los distritos productores, con Catriel a la cabeza, además de Allen, General Roca, Campo Grande, General Fernández Oro, Cinco Saltos y Cervantes. Esta delimitación provocó la reacción de otros distritos, como Ingeniero Huergo, que en su ejido tiene actividad y busca que se le incluya, además del índice poblacional, como parte del grupo de ciudades productoras.

En esa discusión, los jefes locales plantean nuevamente la necesidad de un cambio en la división de las ganancias que salen de sus límites. El pedido se afianza en dos lugares que intentan asimilar un crecimiento poblacional notable como Fernández Oro y Allen.

“Hay municipios que deberían cobrar lo que corresponde y otros dejar de cobrar lo que no les corresponde. Ahí es donde está la traba de esta discusión”, le aseguró a este medio Mariano Lavín, intendente de Fernández Oro y flamante incorporación del oficialismo provincial Juntos Somos Río Negro (JSRN). Las definiciones del joven dirigente se sustentan en los planteos que surgen desde el riñón de la administración provincial, donde se advierten tres ejes de conflicto.

Fuentes del gobierno de Río Negro deslizaron a +e que no se modifica el esquema de reparto porque nunca se llegó a un acuerdo en los límites entre algunas comunas, como Cipolletti y Fernández Oro o entre General Roca y Mainqué. El segundo punto advierte que las ciudades que no son parte del esquema extractivo, “son los primeros en presentarse a cobrar” regalías y tienen miedo de quedarse afuera del reparto con la posibilidad de que se modifique la legislación.

Un tercer factor, y determinante, es el histórico. Este gira en torno a Catriel, que actualmente produce menos, pero en sus años de gloria debía dividir lo que se extraía en sus campos. “No creemos que esto sea posible a corto plazo si no existe un gran acuerdo entre intendentes”, razonó una alta fuente sector, que prefirió reserva.

Al respecto, la intendenta de Allen, Liliana Martín, analizó la perspectiva de su comuna. En contacto con +e, demostró que es una de las más interesadas para que varíe el reparto del ingreso por la actividad de petróleo y gas, este último en gran desarrollo por el área Estación Fernández Oro (EFO).

“El crecimiento se sostiene en toda la provincia, pero el cambio real que se puede dar es en el acta de distribución. En Río Negro, los municipios productores no somos los que más recibimos”, sostuvo. Sin restarle valor al índice de población, al que catalogó como “correcto”, Martín habló de los efectos no deseados de la explotación que deberían ser contemplados a la hora de definir las reglas de coparticipación.

Ante tal complejidad, la allense avanzó en el diálogo con las autoridades de la Secretaría de Energía, hoy a cargo de Andrea Confini. “Tenemos expectativa, pero hasta no obtener definiciones concretas no sabremos el rumbo de esta discusión”, dijo la mandataria local. Según pudo saber este medio, la discusión empezaría a darse cuando el censo 2022 clarifique los habitantes de cada región, sobre todo del departamento General Roca donde se concentran las áreas de explotación.

Allen, según una conjunción de variables que recolectó la administración de Martín, tendría 37 mil habitantes, un número que ajustaría al crecimiento desmedido de la última década. “No creo que otras ciudades hayan sufrido tal crecimiento”, destacó.

Actualmente, en el plano del índice poblacional, la ciudad que más recibe en San Carlos de Bariloche, seguida por Roca, Cipolletti y Viedma. Según un informe del Ministerio de Economía rionegrino, la renta de hidrocarburos dio un interesante salto que representa un 75% en comparación al año anterior. Según el último registro, fueron 734 millones de pesos los que ingresaron a las arcas de la gestión que encabeza la gobernadora Arabela Carreras.

Ingeniero Huergo, un caso judicializado

El intendente de esa localidad, Miguel Martínez, le describió a +e la pelea que lleva adelante con la provincia para que la ciudad sea incorporada al grupo de distrito productores. Según los cálculos de la comuna, la provincia le debe 260 millones de pesos.

En 2011, cuando fue electo, Martínez solicitó que incorporen como municipio productor a Huergo, pero siempre tuvo evasivas. Es así que le inició una demanda la provincia, por “privarle a la ciudad su derecho”. Luego de obtener un permiso del Concejo Deliberante, delegó en un importante estudio de abogados para que avanzaran en acciones para reclamar los aportes.

Por estos días, la gestión apunta a que se reconozcan a Huergo como municipio petrolero. Según detalló Martínez, existen 14 pozos en su territorio. “Nosotros buscamos que nos reconozcan como productores, no queremos que nos corten un derecho a crecer”, advirtió el dirigente de Juntos por el Cambio (JxC).

En esta nota

Comentarios