Provincias

Qué aspectos cuestionan las provincias a la ley petrolera

Con la presencia del Secretario Darío Martínez, el Senado inició el debate con planteos sobre temas ambientales, tributarios, de propiedad del recurso y de acceso a la energía.

El proyecto de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas inició esta semana su camino parlamentario con los primeros cuestionamientos de las provincias que, a través de sus senadores, plantearon que la futura ley debe ser más explícita sobre la propiedad de los recursos y sobre la potestad para definir aspectos tributarios. Pero también señalaron la necesidad de incorporar modificaciones para compatibilizar el nuevo régimen a los objetivos de descarbonización y el control del impacto ambiental de la actividad, y a la promoción de la industrialización en origen, un largo anhelo de los distintos gobiernos neuquinos durante las últimas décadas.

Ante el plenario de las comisiones de Minería, Energía y Combustibles y la de Presupuesto de la Cámara Alta, el secretario de Energía, Darío Martínez, hizo la primera presentación del proyecto que impulsa el Gobierno nacional y que a poco de conocerse ya generó algunas discrepancias con las provincias productoras que empezaron a realizar planteos puntuales de acuerdo a los intereses de cada una.

La senadora Lucila Crexell (MPN-Neuquén) afirmó que por las demandas del cambio climático es “cada vez es más chica la ventana para explotar los hidrocarburos con un uso racional y sostenible” por lo que consideró necesario plantear el debate teniendo en cuenta que “hay una concepción falsa de que el gas es una fuente limpia cuando, por el contrario, es una fuente muy alta en emisiones de efecto invernadero”.

Crexell también expuso su inquietud por “armonizar criterios mínimos que regulen con equidad a todos los actores que se puedan beneficiar en este régimen de inversión” al entender que el proyecto brindará beneficios singulares a dos empresas que controlan el 65% del mercado local, en lo que consideró representa “un salvataje” implícito para YPF.

La cuestión ambiental fue retomada por Gladys González (PRO-Buenos Aires), quien cuestionó que el proyecto recién llegado al Parlamento “no contempla los objetivo de descarbonización de la matriz energética y entra en contradicción con los compromisos” que asumió la Argentina sobre Acción Climática. “Cómo piensan cumplir con el carbono neutro al 2050 con este mega plan de incentivo a los combustibles fósiles en la Argentina” se preguntó la legisladora de la oposición al reclamar que el proyecto tenga una mirada más profunda sobre la transición energética.

Así, como propuestas, pidió que se incorpore la figura del impuesto al carbono que avanza en otros países, y que se sume al Consejo de Inversiones Hidrocarburíferas -a crear en la futura norma- un miembro del Ministerio de Ambiente al entender que “la mayor producción va a tener más residuos petroleros, mayor impacto en las cuencas hídricas”.

El debate sobre los aspectos tributarios fue introducido por la vicepresidenta de la comisión de Minería y Energía, Pamela Versasay (UCR-Mendoza), quien alertó que el proyecto incluye “la discusión de una política fiscal para el sector”, y que se debe analizar si corresponde “el retiro del proyecto y el giro a Diputados porque hay cuestiones impositivas que debieran ser tratadas allí por mandato constitucional”.

Pero también señaló cuestionamientos sobre lo que denominó “el federalismo de los recursos” ya que aseguró “hay un margen de discrecionalidad en la toma de decisiones por parte del Gobierno nacional que no está claramente expresado en el articulado y que no se aclara qué tipo de inferencia tendrá la decisión de las provincias en el consejo” a crear. “Hablamos por el respeto de los recursos de las provincias y de medidas que invaden la política fiscal de las provincias” fustigó.

A su turno, la senadora Silvia Sapag (FdT-Neuquén) fue quien reclamó “que se tenga especial consideración la industrialización de los recursos de las provincias en origen, teniendo en vista el esquema de transición energética”. En ese sentido, pidió “que se revise la ley para que los incentivos a las empresas se sientan tentadas de industrializar en origen y no seguir replicando el esquema de desarrollo en los puertos de las industrias petroquímicas”.

“La generosidad de las provincias productoras hizo que siempre aceptaran que se hagan los gasoductos para abastecer a toda la población y ahora de poder exportar” cuestionó la legisladora neuquina.

Finalmente, el senador Maurice Closs (FdT-Misiones) expresó que el desarrollo hidrocarburífero debe asegurar “llegar primero a todas las regiones que no tienen red de gas”, y pidió incorporar un capítulo “que promocione las inversiones a la distribución como estaciones de servicio y distintas bocas de ventas, y la sustentabilidad ambiental”.

En esta nota

Comentarios