Provincias

El desplome de las regalías en las provincias petroleras

Así fue la caída de los ingresos por regalías al ritmo de la baja de actividad y el golpe final que dio el COVID-19.

La caída del precio del barril, el hundimiento de la demanda de combustibles y la incertidumbre que provoca el COVID-19 en la actividad hidrocarburífera también sacudió a las cuentas de las provincias productoras. En los primeros cinco meses del año, los últimos completos en la Secretaría de Energía de la Nación, las regalías desbarrancaron un 58,85% y alteró todos los planes para los distritos que dependen fuertemente del petróleo en sus presupuestos.

Observemos en dinero el derrumbe de esta fuente valiosa de ingresos provinciales. Entre los once distritos que producen crudo (las diez provincias y el Estado Nacional en algunos proyectos offshore) recaudaban u$s 105,4 millones en enero de este año, mientras que en mayo, el último mes con datos consolidados de la Secretaría de Energía de la Nación, las provincias productoras habían embolsado apenas u$s 43,3 millones.

En Neuquén, mayo significó u$s 12,1 millones de dólares. Lejos de los u$s 31,2 millones que podía recaudar en enero. Los primeros dos meses del año implicó para la provincia cabecera de Vaca Muerta la aceleración de Bandurria Sur, una prometedora área de shale oil, y el rol de Loma Campana. Además, eran épocas donde se batían récords de producción (se llegó a 169.680 barriles por día en marzo) y tiempos para completar etapas de fractura.

El otro distrito clave en la industria hidrocarburífera es Chubut. En el sur de esta provincia están los yacimientos con explotación comercial más antiguos del país desde el descubrimiento en 1907. Un 59% de caída en mayo comparado con enero: el dato más reciente habla de u$s 12,9 millones cuando al inicio del año eran u$s 31,7 millones. El fuerte de esta provincia está en sus yacimientos convencionales como Cerro Dragón y las mejoras en la tecnología de recuperación secundaria y también terciaria o EOR.

Santa Cruz tiene dos cuencas. Al norte, comparte con Chubut la Cuenca del Golfo San Jorge. Al sur, tiene buena parte "onshore" de la Cuenca Austral. Estos dos pies bien ubicados no pudieron hacer nada frente al COVID-19. En enero recaudaba u$s 20,1 millones y en mayo apenas era de u$s 9,1 millones, aproximadamente un 55% menos. En la zona sur incluso se están dando proyectos de no convencionales, principalmente de tight gas pero hay perspectivas en los recursos petroleros.

Río Negro, que tiene una parte de la Cuenca Neuquina, en mayo recauda un 59% menos de regalías que en enero. Los actuales u$s 2 millones contra aquellos u$s 4,9 millones del primer mes del 2020. El inesperado golpe del nuevo coronavirus paralizó los proyectos que hubieran abierto las puertas para un despegue rionegrino y apalancado su industria relacionada al petróleo y el gas.

En las provincias de Neuquén, Chubut, Río Negro y Santa Cruz se observa un leve crecimiento de las regalías si se compara mayo contra abril. Es decir, que la flexibilización de la cuarentena en distintas actividades y la incorporación de nuevos protocolos en los yacimientos contribuyó a recuperar la producción. Sin embargo, la producción está atada a la reapertura de pozos y no tanto a la perforación o fracking nuevo que podría levantar la actividad y motorizar puestos de trabajo.

En esta nota

Comentarios