producción

Baja del precio del barril ante el embate del COVID

Ya hay 40 millones de contagios y la industria petrolera se pone en alerta ante la posibilidad de una caída de la demanda en el 2021.

Los precios del petróleo bajaban el martes, en medio de preocupaciones por rebrotes de coronavirus en varias partes del mundo que están frenando la recuperación de la demanda de combustible y en momentos en que los suministros de crudo están creciendo por la reactivación del bombeo en Libia.

Los futuros del crudo Brent perdían 0,19% a 42,54 dólares el barril, en tanto que los futuros del petróleo estadounidense WTI caían 0,05%, a 40,81 dólares el barril.

Los casos de COVID-19 en el mundo alcanzaron la marca de 40 millones el lunes, según un recuento de Reuters en base a datos de gobiernos, mientras una segunda ola de la pandemia en Europa y Norteamérica ha dado paso a nuevas medidas de confinamiento.

El lunes, un panel ministerial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados liderados por Rusia se comprometió a seguir apoyando al mercado de energía, en vista de que se ha reavivado la inquietud por la nueva ola de infecciones de COVID-19.

Por ahora, la OPEP+ se adhiere al acuerdo de recortar la producción a un ritmo de 7,7 millones de barriles de petróleo por día (bpd) hasta fines del año y luego empezará a moderar esta disminución a 2,2 millones de bpd desde enero, tal como se había anunciado.

"La reunión del panel del lunes no consiguió aplacar las expectativas del mercado de remover el previsto aumento de producción de enero, en medio de un ambiente precario para la demanda", dijo la firma JBC Energy.

Observadores del mercado, incluyendo analistas del banco estadounidense J.P. Morgan, han dicho que las débiles perspectivas para la demanda podrían llevar a la alianza OPEP+ a seguir implementando los recortes actuales de producción.

Libia, un país miembro de la OPEP que está eximido del acuerdo de los exportadores, está acelerando su producción después de que un conflicto armado causara el cierre de casi todas sus instalaciones petroleras en enero.

La producción del principal campo de crudo de Libia, Sharara, se reanudó el 11 de octubre y ahora se sitúa en 150.000 bpd, alrededor de la mitad de su capacidad, dijeron a Reuters dos fuentes de la industria.

En esta nota

Comentarios