Portugal

Portugal prevé un acuerdo para desvincular precios de electricidad de los del gas "muy pronto"

Junto a España, propusieron inicialmente a Bruselas limitar el precio del gas natural y del carbón para las centrales eléctricas a 30 euros por megavatio-hora (MWh).

Portugal espera que las conversaciones con España y Bruselas sobre un mecanismo temporal para desvincular los precios ibéricos de la electricidad de la subida del gas natural concluyan "en cuestión de semanas", explicó este miércoles el ministro de Medio Ambiente, Duarte Cordeiro.

A fines de marzo, los dirigentes de la Unión Europea autorizaron a Portugal y España a encontrar un mecanismo para gestionar sus propios precios de la electricidad, que tienden a estar determinados por el costoso combustible fósil a pesar que la península ibérica cuenta con grandes cantidades de energía renovable.

"Como Iberia tiene menos conexiones con el resto de Europa, es posible encontrar una solución dentro del Mercado Ibérico de la Electricidad (MIBEL) que pueda proteger a los productores de energía más expuestos", dijo el funcionario a Reuters.

"Estamos negociando con España y con la Comisión Europea con mucha calma y no vemos la necesidad de estar desvelando los pasos intermedios de un proceso de negociación. Esperamos tener una conclusión muy pronto", indicó el ministro, que añadió que esperaba que eso significara dentro de unas semanas.

Además, agregó que aún se estaban negociando los detalles, incluida la duración del mecanismo y los posibles límites a las exportaciones de electricidad al resto de Europa.

El mercado ibérico se desvincularía de los mercados del gas mediante un tope de precios, cuyo nivel también debe determinarse.

En la actualidad, los precios a los que los generadores españoles y portugueses venden la electricidad en el MIBEL vienen determinados por el mayor costo marginal de producción, que es el de las centrales de gas y las de carbón.

Al limitar el precio de los combustibles para esas centrales, España y Portugal esperan reducir la factura energética, que estaba aumentando incluso antes de la invasión de Ucrania por parte del productor de energía, el 24 de febrero.

Ambas naciones propusieron inicialmente a Bruselas limitar el precio del gas natural y del carbón para las centrales eléctricas a 30 euros (32,5 dólares) por megavatio-hora (MWh).

El precio del gas en el mercado mayorista ibérico MIBGAS rondaba el miércoles los 80 euros por MWh, unas cuatro veces más que hace un año.

(Información de Sérgio Gonçalves; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar