gasoducto

"Nadie usa un gasoducto que se hace con fondos públicos"

Guillermo Ferraro, futuro ministro de Infraestructura, explicó el plan de gestión de obra pública. Vaca Muerta como centro de la actividad económica.

Yo cuando hago un gasoducto con el presupuesto nacional, nadie de los que pagamos impuestos, usamos ese gasoducto. Entonces, si no lo usamos y lo estamos pagando con nuestros impuestos, no resulta lógico”. Con esas palabras Guillermo Ferraro, futuro ministro de Infraestructura, brindó detalles de lo que será el eje de su gestión.

Las palabras de Ferraro hacen referencia al Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK), que fue inaugurado el 9 de julio y permitirá ahorrar divisas en materia de importaciones de GNL. El gas que transporta permite que las centrales puedan generar energía eléctrica que alimenta a viviendas, industrias y demás sectores del país.

En diálogo con LN+, el futuro funcionario nacional sostuvo que uno de los pilares de su trabajo se basará en que “todo lo que pueda hacer el privado, lo va hacer el privado” y que “donde hay una demanda, indudablemente, hay un usuario interesado y hay una oportunidad de inversión”.

Ferraro citó a Javier Milei y afirmó que le “sacarán el pie al sector privado” y que acompañarán a las empresas para que se adecuen a los nuevos tiempos. “No hay que apabullar al sector privado con regulaciones, no hay que impedir la creatividad”, afirmó.

Para el futuro ministro de Infraestructura, los proyectos no tienen sentido llevarlos adelante si no existe una demanda porque no hay una oportunidad de inversión para el sector privado. “Este es nuestro enfoque estratégico que implica también que el sector privado se acomode culturalmente a este enfoque, que lo vamos a acompañar, lo vamos a acompañar para que se adecue a esto, ya en Argentina tuvimos experiencia de probar con éxito y esto quita el peso al sector público”, subrayó.

La Libertad Avanza piensa en un Estado que cumpla el rol de organizar las tareas para capitalizar la plusvalía.

En este sentido, Ferraro trazó un paralelismo entre lo que significó Buenos Aires durante el siglo pasado con el diseño del ferrocarril y el impacto de la provincia de Neuquén. “Hoy el ombligo de la carga es Vaca Muerta, donde pasan millones de toneladas, no sólo de arena sino de elementos metal-mecánicos para proveer a la industria del fracking”, subrayó.

Asimismo, sostuvo que “se necesita un tren que vaya y que vuelva” para ahorrar millones de dólares en logística y aseguró que “en Vaca Muerta se necesita un acueducto para no llevar el agua en camiones”.

En cuanto a los subsidios, Ferraro manifestó que la idea es subsidiar la demanda y no a la oferta. “Donde exista una demanda de algo y el precio de repago no termina repagando la inversión, el Estado, si lo considera de interés, va a subsidiar al usuario de ese proyecto, pero nunca a la obra pública. Y va a estar dentro de la política social del Estado, no dentro de la política de obra pública”, manifestó el futuro funcionario.

En esta nota

Dejá tu comentario