renovables

Las propuestas para impulsar las renovables

La Cámara Argentina de Energías Renovables presentó un conjunto de propuestas para consolidar las energías limpias como una Política de Estado en Argentina.

La Cámara Argentina de Energías Renovables(CADER) ha elaborado un sólido conjunto de propuestas destinadas a posicionar las energías limpias como una Política de Estado en Argentina en el marco de la Transición Energética.

CADER, una asociación empresarial sin fines de lucro con más de quince años de experiencia en la representación de la industria de energías limpias del país, busca que todas las fuerzas políticas, tanto del oficialismo como de la oposición, consideren estas propuestas para la planificación de la matriz energética en los próximos años.

Desde la implementación del marco regulatorio establecido por la Ley 27.191 en 2015 y la Ley 27.424 en 2016, las energías renovables han demostrado su capacidad para contribuir a la transición energética necesaria en Argentina. La competitividad creciente de las fuentes renovables se presenta como una solución para la construcción de una matriz energética nacional que cumpla con los objetivos de seguridad, equidad, generación de empleo local y mitigación climática.

Un componente clave en la visión de CADER es el papel del sector público en la planificación de la transición energética. Traducir los objetivos nacionales en una hoja de ruta sólida es esencial para garantizar la continuidad de las inversiones y promover el desarrollo industrial y la creación de empleo en todo el país.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP), las energías renovables en Argentina no solo reducen las emisiones significativamente en comparación con otras fuentes de generación de energía, sino que también son más asequibles y generan un considerable número de empleos locales.

El horizonte de los objetivos de la Ley 27.191 debería extenderse al menos al 30% para 2030, alineándose con el Acuerdo de París y el Plan Nacional de Adaptación y Mitigación. Esto proporcionaría una guía a largo plazo para las decisiones de inversión en el sector.

CADER también enfatiza la importancia de considerar las externalidades, tanto positivas como negativas, al evaluar la competitividad de las tecnologías de generación. Las energías renovables han demostrado ser una solución competitiva, particularmente en un contexto de crisis energética mundial. Además, se destaca la necesidad de impulsar la generación distribuida y el desarrollo de distintos nichos de mercado, como el agro fotovoltaico y la generación comunitaria, que pueden contribuir significativamente a la transición energética y al empleo local.

En cuanto al hidrógeno, CADER propone una legislación especial que fomente su producción a partir de fuentes renovables, considerándolo como el vector energético del futuro. La seguridad jurídica es esencial para honrar los compromisos asumidos en los contratos de energías renovables, y es necesario revisar la normativa actual para desbloquear la capacidad de transmisión ocupada por proyectos afectados por la falta de incentivos.

La Cámara también hace un llamado para ampliar el sistema de transporte de energía eléctrica, crear herramientas de financiamiento para proyectos renovables, fomentar el desarrollo de la cadena de valor industrial y promover la investigación y el desarrollo de tecnologías limpias.

De esta manera, desde Cader buscan impulsar una legislación integral que establezca las bases para una exitosa transición energética en Argentina, promoviendo la movilidad eléctrica, el hidrógeno y un sistema energético sostenible que respalde el desarrollo del país y la creación de empleo local.

En esta nota

Dejá tu comentario