Política

La transición: las obras para Vaca Muerta que quedan en pendiente

El gasoducto a Silliqueló, el tren norpatagónico y las definciones al respecto del GNL tendrán que resolverse en el gobierno de Alberto Fernández.

Alberto Fernández se sentará en el sillón de Rivadavia el 10 de diciembre. Como nuevo Presidente de la Nación tendrá bajo su responsabilidad las definiciones sobre la energía, uno de los sectores más impactados en el último tramo de la gestión de Mauricio Macri por las alteraciones que produjo en el mercado el DNU 566 que vence el 13 de noviembre. Un gasoducto tiene fecha de licitación en la transición, el Tren de Vaca Muerta y la infraestructura para el GNL.

Una obra que tendrá que licitarse en el medio de la transición política es el gasoducto que llevará gas de Vaca Muerta hasta Salliqueló, en la provincia de Buenos Aires. El caño que descomprimirá la alta oferta de gas desde Neuquén saldrá de Tratayén. Un segundo tramo abriría envíos al Litoral. La licitación tenía que ser en septiembre pero fue pospuesta para el día 12 de noviembre.

"El gasoducto nos permitirá mejorar la balanza comercial del país y aumentar la producción de Vaca Muerta, lo que significa más trabajo para todos los argentinos, tanto en las áreas como en la cadena de valor industrial", afirmó Gustavo Lopetegui, el secretario de Energía de la Nación. El ducto se extenderá por 570 km en la planta de tratamiento de Tratayén hasta la planta compresora Saturno, para luego continuar por otros 470 km hasta San Nicolás en Buenos Aires.

Fernández ya expresó su posición con respecto a Bahía Blanca: el puerto de esa localidad bonaerense es el natural para la salida por el Atlántico del gas que se produce en Vaca Muerta. Sin embargo, la obra demandará una inversión de u$s 5000 millones en cinco años a cargo de YPF, la empresa controlada por el Estado nacional tras la expropiación del 51% de las acciones en 2012.

"Cuando uno mira dónde está instalada la producción de Vaca Muerta, el potencial que tiene, y mira cuál es el puerto que razonablemente debe ser usado indudablemente es el de Bahía Blanca", señaló el electo prsidente. "El negocio de los argentinos es que Bahía Blanca sea el puerto de Vaca Muerta porque así vamos a desarrollar este polo", agregó en una conferencia de prensa antes de las elecciones.

El Tren de Vaca Muerta es una obra inconclusa que había anunciado el Ministerio de Transporte de la Nación a través de su titular Guillermo Dietrich. El objetivo consiste en unir con infraestructura ferroviaria a las localidades de Bahía Blanca con Añelo, la capital del shale. "Si sigue el gobierno de Mauricio, esta obra se va a comenzar en la próxima gestión", dijo el ministro en su paso por Neuquén a principios de octubre.

Estas son las tres obras más importantes para el desarrollo de Vaca Muerta que le quedarán al presidente electo y el equipo que termine de conformar en temas de energía.

En esta nota

Comentarios